Mano se inclina ante el Barcelona

Técnico de Brasil dice que culés son 'disparadamente' superiores
Mano se inclina ante el Barcelona
Mano Menezes aplaudió ayer la supremacía de Barcelona y la obligación de Brasil de redefinir a futuro los objetivos de su futbol.
Foto: EFE

SAO PAULO, Brasil (EFE).- El seleccionador brasileño, Mano Menezes, afirmó ayer que los jugadores del Barcelona, equipo que el domingo conquistó el Mundial de Clubes con una contundente victoria de 4-0 sobre el Santos, son “‘disparadamente’ mejores” y todavía ganarán más títulos.

“Este grupo actual del Barcelona vino para hacer historia y la victoria en la final del Mundial de Clubes de la FIFA ante el Santos, en Japón, fue apenas una de las tantas conquistadas hasta ahora y de las que vendrán”, apuntó Menezes en un comunicado.

Para el técnico de la selección brasileña, hace 35 años que el Barcelona “decidió ser así” y después del trabajo en “esa dirección”, el resultado “está a la muestra para todo el mundo verlo”.

La capacidad de los jugadores “no se discute más y ellos son ‘disparadamente’ mejores”, sentenció el entrenador, para quien el Barcelona “ya jugó con todas las disposiciones tácticas”.

El equipo catalán “comenzó un partido, recientemente, con una línea defensiva de tres, pero sin ningún zaguero, y ayer dio una clase de futbol ofensivo sin ningún atacante de oficio”, reseñó.

Después de la derrota del equipo paulista frente a los monarcas europeos, Menezes abogó por “una discusión más profunda y provechosa de los verdaderos problemas del futbol brasileño”.

En ese sentido, Menezes aseveró que los actuales proyectos en el trabajo de base del futbol brasileño “deben ser serios y tener continuidad”.

“He oído que siempre vencimos a nuestro modo y que los otros lo están haciendo de la forma en que lo hacíamos antes, entonces tenemos que encarar que ellos lo están haciendo diferente y tenemos que aceptar, entender y resolver eso”, subrayó Menezes en alusión a las críticas por la falta de resultados de brasil.

Mano Menezes encabeza el proyecto de los pentacampeones del mundo que buscarán su sexto título orbital en la próxima cita que les tendrá como sede en Brasil 2014 y en la que los brasileros tienen fincadas esperanzas de rescatar su supremacía, ahora en manos de Europa, y de paso darle un retoque a su propia historia que les tiene como protagonistas del legendario “Maracanazo” cuando la “canarinha” perdió la final en casa ante Uruguay.