Es demanda colectiva caso de detenidos discapacitados

Buscan dar ayuda legal a migrantes con discapacidad mental tras rejas

Una jueza federal en Los Ángeles otorgó la calificación de demanda colectiva a un juicio presentado en nombre de personas detenidas que sufren discapacidades mentales y que no tienen representación legal ante el tribunal de inmigración.

La jueza Dolly Gee del Tribunal Federal del Distrito había emitido la orden en forma confidencial en el mes de noviembre, la que se hizo pública el lunes. El caso concierne a personas detenidas en California, Washington y Arizona a quienes se considera mentalmente ineptos para representarse a sí mismos.

La Unión Estadounidense en Defensa de las Libertades Civiles (ACLU, en inglés) y otros defensores de los derechos de los inmigrantes desean que el gobierno federal nombre abogados para representar a las personas detenidas que sufren discapacidades mentales. Los defensores presentaron el caso el año pasado en nombre de dos hombres que habían estado detenidos durante años.

Un mensaje telefónico que se dejó en el Departamento de Justicia en busca de sus comentarios no fue respondido de inmediato.

A los inmigrantes no se les exige contar con un abogado en los procedimientos de deportación ni tampoco se les asignan abogados gratis en los tribunales de inmigración.

Gee ordenó previamente que el gobierno ofreciera representación a tres personas detenidas que sufrían discapacidades mentales, señaló Ahilan Arulanantham, subdirector legal de ACLU en el Sur de California.

“Sin duda que esto prepara el camino para que el tribunal pueda exigir que el gobierno nombre abogados o representantes legales para estas personas”, señaló Arulanantham sobre el dictamen de la jueza.

Arulanantham calcula que en cualquier momento del año pueden encontrarse entre 200 y 300 personas con discapacidades mentales bajo arresto en centros de detención de inmigraciones en los tres estados. En los expedientes judiciales, el gobierno federal afirmó que el 14 de febrero se encontraban detenidas 55 personas con discapacidades mentales.