A festejar con los ‘osos polares’

Hispano celebra el 2012 con un chapuzón en la fría playa Coney Island
A festejar con los ‘osos polares’
Luis Padilla, el ‘Oso Polar Hispano’.
Foto: Damaso Gonzalez / EDLP

Nueva York — Contrario a lo que muchos dicen, sumergirse en agua helada no sólo es relajante, sino que también tiene efectos positivos a la salud, dice con profunda certeza el puertorriqueño Luis Padilla, integrante del Club Osos Polares de Coney Island.

Padilla, de 69 años e integrante activo de dicho club en los últimos 33 años se dice afortunado de pertener a una organización que no sólo le ha ayudado a mantenerse saludable, sino que también le ha dado una enorme familia.

“Sobre sus orígenes con el grupo, dice que todo fue obra de la casualidad. “Empecé con dolores musculares desde muy joven. Los doctores me habían diagnosticado artritis, por lo que me advirtieron que iba a vivir con la enfermedad por el resto de mi vida”, explica Padilla. ” Tenía dolores muy fuertes y no podía dormir de noche”.

Fue así como el ‘Oso Hispano’ -como gusta que lo llamen-, aceptó participar en el evento anual de bañistas en las playas de Orchand Beach en El Bronx, hace más de tres décadas. “Fue mi cuñado el que me invitó a bañarme con los miembros del club. Yo le dije que estaba loco y que incluso mi salud me impedía hacerlo. Sin embargo, al final acepté y lo hice por dos minutos, los mismos que se han hecho una eternidad. “Ahora participo con el club en casi todas las actividades que organiza y yo creo que lo voy a hacer hasta que me muera”.

De esta forma, año tras años, semana tras semana, Padilla se hace presente con los demás integrantes del club para lanzarse a las heladas aguas de la playa de Brooklyn. ” La gente que sabe que yo nado en la playa no sólo el primero de enero, sino todos los domingos, me tildan de a loco y me dice que un día me voy a morir de pulmonía. Y yo les contesto que aquí estoy sano y salvo y en completa salud”.

Padilla asegura que ser miembro de dicho club no sólo lo enorgullese, sino que lo hace ser miembro de una familia que se mantiene unida en todo momento. “Así nosotros participamos en actividades de recolección de fondos, de ayuda a personas enfermedas, de apoyo a otras organizaciones. En pocas palabras, somos la extensión de una familia con diversos orígenes, pues en el club hay hispanos, rusos, polacos, italianos y de otros países”.

Sobre la edición de este primero de enero de 2012, el puertorriqueño se dice listo para cumplir con la tradición que data desde 1903. Tengo todo listo para meterme de nuevo a la playa y aunque este año no hemos visto nieve, los casi 200 ‘Osos Polares’ estamos muy entusiasmados.

En ese mismo tono se manifestó Dennis Thomas, quien funge como director de dicho club. “Estamos listos para meternos por casi 20 minutos en las aguas heladas de Coney Island. Al mismo tiempo invitamos a la gente para que nos acompañe en este evento”.

Thomas, asegura que las personas que se sumergen a las aguas heladas muchas veces retornan de nuevo “e incluso algunos deciden quedarse con nosotros por muchos años”.

“Mucha gente nos dicen que estamos locos y yo les digo que si hay alguna persona que en su vida no haya hecho alguna locura, que tire la primera piedra. Hay gente que escala montañas, que se mete a las cuevas, que convive con tiburones. Otros prefieren correr autos a altas velocidades. Creo que todas las personas tienen un loco en su interior”.

Agregó que la mayoría de los miembros del Club Osos Polares no sólo disfruta de las bajas temperaturas, sino que también se siente conteta de de pertenecer a un grupo muy diverso como el nuestro. “Porque nadar en agua helada es saludable, aunque estoy seguro que cada uno miembro del club tiene sus propias razones para hacer esta actividad”.

Sobre el evento de este primero de enero de 2012, dijo que la invitación a nadar no sólo es para los miembros del club, sino también para el público en general.

“Todas las personas pueden participar y aunque no tienen que pagar nada, si les pedimos a las personas que se registren el día del evento, que hagan algún tipo de donación y eventualmente consideren ser miembros del club”.

“Porque nosotros estamos muy activos durante todo el año, pues relectamos fondos durante todo el año y los donamos a diversas organizaciones como Camp Sunshine, la cual provee ayuda a niños enfermos; Coney Island Sport Foundation e incluso escuelas públicas”.

Fue mi cuñado el que me invitó a bañarme con los miembros del club. Yo le dije que estaba loco’

.- Luis Padilla

quienes deseen participar

Para las personas que deseen participar este primero de enero en punto de las 12 del mediodía. La cita es en la zona entarimada adyacente con la avenida Stillwell. Para mayores informes, comuníquese al 917 533 3568 o visite la página http://www.polarbearclub.org.