En México el secuestro fue de 49 diariamente

Se informa que hubo un notable aumento en relación con 2010
En México el secuestro fue de 49 diariamente
Foto: EFE

MÉXICO, D. F. (EFE).— Un promedio diario de 49 personas fueron secuestradas en México este año, con un notable aumento respecto a las víctimas del 2010, informó ayer el Consejo para la Ley y los Derechos Humanos (CLDH).

Los datos de la ONG indican que durante 2011 se registraron en el país un total de 17.889 secuestros, un 32% más que la cifra del 2010 (13,505 casos).

“Cabe señalar que la denuncia formal ante las autoridades ha mantenido una tasa de una denuncia por cada 10 casos”, informó el presidente del CLDH, Fernando Ruiz, en una declaración enviada por correo electrónico.

La cifra facilitada no incluye el secuestro “exprés”, que dura varias horas y del que sólo en la capital mexicana se cometen centenares a diario, en la mayoría de los casos con la complicidad de taxistas, según el CLDH.

Esta organización fue fundada en 1991 y está especializada en la asistencia a víctimas por secuestros y extorsión, así como en la investigación de casos de corrupción dentro de los cuerpos de seguridad.

El CLDH también señaló que las bandas de secuestradores han incrementado el uso de tecnología para cometer sus delitos, y existen casos en los que la negociación entre captores y familiares de las víctimas se realizó fuera del país.

“Es decir, algunas bandas de secuestradores tienen influencia a nivel internacional, lo que hace imposible su captura y se logra una parcial identificación de sus miembros”, agregó la ONG.

La organización denunció además que aumentó la participación de policías y militares en operaciones de secuestros, desde un 70% de los casos en el primer semestre del 2011 al 80%en el segundo semestre.

“Su grado de participación va desde la filtración de información del perfil de la víctima y protección durante el proceso de secuestro, hasta la realización directa de los secuestros”, añadió la declaración del presidente de CLDH.

Según informes oficiales, la tercera parte de los secuestradores que son detenidos por la Policía Federal de México tienen vínculos con grupos de narcotraficantes.