De nuevo California sin dinero

De nuevo California sin dinero
El gobernador de California durante una reunión sobre el presupuesto en Los Ángeles, el pasado 18 de enero.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion

SACRAMENTO, California

.— De nuevo California está a punto de quedarse sin dinero en efectivo, si para marzo los legisladores no logran conseguir 3,300 millones de dólares ya sea en préstamos externos o con la demora de pagos, advirtió ayer el contralor John Chiang.

“Si no se atiende, el balance del Fondo General Estatal caerá por debajo de los 2,500 millones de dólares para el 29 de febrero; y al siguiente día, el dinero en efectivo se acabará y continuará decayendo a menos de 730 millones de dólares para el 8 de marzo”, advirtió Chiang en una carta enviada a los legisladores.

Chiang agregó que se proyecta que la falta de liquidez persista por cerca de siete semanas, entre el 29 de febrero y aproximadamente el 13 de abril.

“Se necesitan 3,300 millones de dólares para atender la carencia de liquidez durante este periodo”, precisó.

En 2009, una crisis de dinero en efectivo en las arcas estatales obligó a la Oficina de Contralor a saldar pagos a través de la expedición de pagarés a sus proveedores para no dejar de pagar a las escuelas, los bonos y otras obligaciones de pago que se tienen que hacer por ley.

El contralor comentó que el déficit de dinero en efectivo que se avecina puede ser manejado sin necesidad de emitir pagarés, retrasar el pago de impuestos u otras medidas drásticas si se aprueba el proyecto de ley SB95 del Senador Bob Bluemenfield, demócrata de Van Nuys, el cual contiene un plan que combina la demora en algunos pagos, y préstamos externos por un periodo limitado. Básicamente plantea tomar 865 millones de dólares de otras cuentas estatales así como retrasar los pagos a universidades, condados y Medi-Cal por 2,400 millones de dólares.

Los problemas de dinero en efectivo están ligados con los gastos e ingresos que han sido diferentes a los proyectados en el presupuesto 2011-12. Hasta diciembre de 2011, los ingresos recibidos fueron 2,600 millones de dólares menos de lo estimado; y los gastos 2,600 millones de dólares más de lo asumido. Estas cifras se traducen en una reducción de 5,200 millones de dólares menos de dinero en efectivo.

H.D. Palmer, portavoz del Departamento de Finanzas del Estado dijo que las restricciones impuestas para hacer recortes por las cortes estatales y el gobierno federal luego de varias demandas; la incapacidad del estado para lograr algunas exenciones federales y proceder con las reducciones al gasto así como un aumento de los gastos a principios del año provocaron la crisis de dinero en efectivo. “Se trata de una crisis a corto plazo y tenemos las herramientas para manejarla y salir del problema”, puntualizó.

El líder republicano en el Senado, Bob Huff dijo que ellos sabían que este problema era inevitable. “Nosotros lo pronosticamos desde julio pasado cuando el gobernador y los legisladores demócratas usaron sus nuevos poderes de voto mayoritario para aprobar un presupuesto sin consultar a los republicanos. “El gasto es 2,600 millones de dólares más de lo que debía ser, debido a que las reducciones al gasto no se materializaron y los ingresos están lejos de las proyecciones optimistas que se hicieron el año pasado”, indicó Huff.