Van por un repunte

Kendrys Morales y Johan Santana vuelven después de serias lesiones
Van por un repunte
Johan Santana podría estar listo para el juego inaugural.
Foto: AP

ANAHEIM.- Es posible que al cubano Kendrys Morales le espere un nuevo rol en los Angels con la llegada de Albert Pujols: el de bateador designado, aunque no tiene de tiempo completo.

Tras fracturarse el tobillo izquierdo al celebrar un grand slam, una lesión que requirió dos cirugías que le pusieron fin a dos campañas, los Angels esperan que Morales pueda estar activo durante los entrenamientos y estar listo a la hora del play ball.

Morales llega a los campos de entrenamientos de Tempe, Arizona, bajo la mirada atenta del piloto Mike Scioscia.

“Es un bateador probado. Todos esperamos que se haya recuperado totalmente”, dijo el piloto de los Serafines que llega a su decimotercera temporada al mando de los ahora renovados Serafines.

“Después de esa celebración, creo que vamos a tener que cambiar la forma de celebrar”, comentó Scioscia, al pie de esa tragedia un 29 de mayo del 2010 en un partido contra los Marineros de Seattle.

Antes de su lesión, Morales llevaba promedio de .290, con 39 carreras impulsadas, 29 anotadas, 11 jonrones, y cinco dobles en 193 turnos.

En la temporada anterior (2009) Kendrys cerró con .306, 108 remolques, 34 cuadrangulares, 43 dobles y 86 carreras anotadas. Participó en 152 juegos como primera base.

En Nueva York muchos consideran que la falta del brazo de Johan Santana, fue factor determinante para la caída estretiposa de los Mets.

El zurdo venezolano fue operado del hombro de lanzar en septiembre del 2010 y se perdió toda la temporada del 2011.

No se cree que vuelva hacer el mismo lanzador que ganó dos premios Cy Young, pero se espera que pueda contribuir temprano en la temporada, quizás hasta el día inaugural.

Santana ha estado lanzando desde hace casi dos semanas y comentó que se sentía optimista de que podría volver antes de lo programado, pero dijo que no tratara de apresurar las cosas, para evitar más problemas físicos.

Las lesiones de Santana fueron una combinación de un desgaste a largo plazo y un incidente que ocurrió mientras lanzaba en Atlanta el 2 de septiembre del 2010.

El tipo de cirugía a la que fue sometido no es muy común, aunque Santana señaló que al ahora retirado receptor boricua Jorge Posada se la practicaron en 2008.

El doctor David Altchek, quien realizó la operación, subrayó que hasta el momento todo ha ido muy bien, lo que dejó en Santana un sentimiento optimista.

Al mismo tiempo, el doctor Altchek comentó que sabía que el promedio o la tasa exacta de éxito para los lanzadores que regresan de las operaciones de hombro no era tan alta como los que regresan de una cirugía de codo.