Capriles en medio de polémica por actas

El nuevo líder de la oposición venezolana fue proclamado ganador de las elecciones internas.
Capriles en medio de polémica por actas
El nuevo líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles.
Foto: EFE

Caracas (EFE).- El nuevo líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, fue proclamado ayer ganador de las elecciones internas del pasado domingo en medio de la polémica por la exigencia del Tribunal Supremo de no quemar los cuadernos de votación, y la destrucción de ellos por parte de los opositores.

En una jornada marcada por el fallo del máximo tribunal y la respuesta de la oposición asegurando que los cuadernos ya habían sido destruidos, medios locales reportaron la muerte de una persona en Maracay (centro) en un incidente relacionado con la incautación de actas de votación.

Al tomar posesión de su nuevo estatus político, Capriles dio un breve discurso en el que afirmó que en las elecciones presidenciales del 7 de octubre los venezolanos tienen la opción de elegir entre el camino del progreso “que tu quieres” o el del socialismo “que el Gobierno quiere para ti”.

“El camino del progreso nos convoca a todos, la fuerza para recorrerlo está dentro de ti, y de millones que piensan y sienten como tu”, dijo el gobernador quien aseguró que tras las primarias quedó demostrado que el país quiere un Gobierno “que haga más y hable menos”.

Capriles se convirtió en el candidato que enfrentará al presidente venezolano, Hugo Chávez, en las elecciones presidenciales del 7 de octubre tras conseguir, según datos anunciados hoy por la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), 1.913.190 de los 3.059.024 votos en las primarias de oposición.

“Aquí estamos, unidos en un solo proyecto y bajo una sola bandera en torno a Henrique Capriles Radonski, electo el domingo y que hoy será proclamado por la Comisión Electoral de Primarias como candidato presidencial de la Unidad Nacional”, dijo el secretario general de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo.

La presidenta de la Comisión Electoral de Primarias (CEP), Teresa Albanes, defendió, por su parte, que todo el proceso de elecciones se llevó a cabo de forma impecable y que mantendrán los compromisos que adquirieron con los votantes de mantener la confidencialidad de sus nombres.

Por ello, Albanes dijo que, tal y como había prometido la CEP, todos los cuadernos electorales utilizados en los comicios habían sido destruidos, confirmando así lo que ya los excandidatos a las primarias, el gobernador Pablo Pérez y la diputada María Corina Machado habían adelantado.

Horas antes de la proclamación el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) ordenó a la comisión electoral de la MUD la entrega de los cuadernos electorales en los que figuran los votantes de estos comicios después de que uno de los aspirantes municipales presentara un amparo.

Albanes, Pérez y Machado recordaron que uno de los compromisos que adquirió la MUD con los votantes al organizar las primarias fue asegurar que los cuadernos donde se encuentran los nombres de los votantes serían destruidos para proteger a quienes trabajan en organismos públicos.

“Nuestro compromiso de impedir una nueva lista de la infamia sigue en pie”, dijo en alusión a la lista de quienes reclamaron un referendo revocatorio contra Chávez en 2004 que se hizo pública y que, según la oposición, sirvió al chavismo para impedir el acceso de los que en ella figuraban a la administración pública.

La decisión del TSJ se produce en virtud de una solicitud de amparo de Rafael Velásquez, “quien dijo actuar en nombre propio y como candidato” a las primarias del domingo, y que aseguró sentirse perjudicado por el recuento de los votos de los comicios.

El oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), a través de su vicepresidente Diosdado Cabello, manifestó ayer sus dudas sobre la participación real en los comicios del domingo alegando la supuesta imposibilidad de que tanta gente pudiera votar por el tiempo que implica emitir cada sufragio.

Mientras tanto, medios locales reportaron ayer el fallecimiento de un joven que murió en Maracay, en el centro de Venezuela, en un incidente relacionado con un procedimiento policial para incautar actas de votación.

Según la edición digital del diario El Universal, Arnaldo Espinoza murió tras ser arrollado por una grúa de la Policía que trataba de llevarse el vehículo del vicepresidente de la Junta Regional de Primarias en Aragua, José Alejandro Clavijo.

La fuente señaló que a Clavijo le arrebataron por la fuerza sobres con actas electorales de una mesa de votación que cargaba en su vehículo.

?>