Reconsideran la ‘Acción Afirmativa’

Tribunal escucha argumentos en el más reciente desafío de la Proposición 209
Reconsideran la ‘Acción Afirmativa’
La política de "acción afirmativa" es necesaria para incrementar la diversidad racial en los campus de la Universidad de California.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

SAN FRANCISCO.- Partidarios de un programa que busca compensar injusticias pasadas por discriminación contra las mujeres y los grupos minoritarios denunciaron ayer una abrupta caída en la cifra de estudiantes negros, hispanos e indígenas estadounidenses en las escuelas de elite del estado de California.

Los partidarios de la llamada “acción afirmativa” pidieron a una corte federal de apelaciones que revoque una prohibición de 15 años a un sistema de selección racial en el proceso de ingreso a universidades públicas de California.

Un panel conformado por tres jueces de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito escuchó los argumentos del más reciente desafío a la Propuesta 209, la histórica iniciativa aprobada por votación y que prohibe que haya preferencias raciales, étnicas y de género en la educación pública, empleo y asignación de contratos.

La prohibición del programa “acción afirmativa” ha resistido múltiples desafíos desde que los votantes la aprobaron en 1996, pero sus defensores dicen que la campaña para revocarla se vio reforzada por recientes decisiones de tribunales y por el apoyo del gobernador Jerry Brown.

Decenas de estudiantes de las minorías que respaldan a los denunciantes llenaron la sala de la corte durante la audiencia de una hora, en la que los jueces cuestionaron si deberían modificar el decreto de 1997 en el que la misma corte de apelaciones ratificó la Propuesta 209.

Los abogados de los demandantes dijeron que la política de “acción afirmativa” es necesaria para incrementar la diversidad racial en los campus y departamentos de más prestigio de la Universidad de California.

“Lo que tienen ante ustedes es una nueva manera de separar y un desigual proceder ante sus ojos”, dijo el abogado de los acusados, George Washington, a los tres jueces.

Ralph Kasarda, que defiende la Propuesta 209, dijo a los jueces que la corte de apelaciones con sede en San Francisco estuvo en lo correcto cuando ratificó la prohibición.

“La Propuesta 209 garantiza el derecho de todos a ser tratados con imparcialidad y no sufrir discriminación con base en el color de la piel o el género”, dijo Kasarda, un abogado para la Fundación Legal Pacific, que representó a los patrocinadores de la medida que fue aprobada por votación en 1996.