Congreso aprueba extender recortes en los impuestos

Tras una inusual cooperación bipartidista en el Capitolio, ambas cámaras legislativas aprobaron ayer, el proyecto de ley para extender los recortes a los impuestos de nómina y los beneficios de desempleo por 10 meses.
Congreso aprueba extender recortes en los impuestos
Ben Cardin, Senador demócrata de Maryland tras el voto.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C.- Tras una inusual cooperación bipartidista en el Capitolio, ambas cámaras legislativas aprobaron ayer, el proyecto de ley para extender los recortes a los impuestos de nómina y los beneficios de desempleo por 10 meses.

El gobierno ha estimado que la medida beneficiará a 160 millones de trabajadores, incluyendo 25 millones de trabajadores hispanos. Asimismo, se espera que 4 millones de estadounidenses desempleados continúen recibiendo sus beneficios.

Por 293 votos contra 132 la Cámara de Representantes aprobó la propuesta, mientras el Senado la ratificó por 60 votos contra 36. Se estima que el acuerdo pondrá mil dólares anuales en los bolsillos de los trabajadores.

El plan, de 143,000 millones de dólares, también evitará modificaciones mayores a los pagos que reciben los médicos por sus servicios a través de Medicare.

“Esta victoria bipartidista ayudará a que nuestra frágil economía, continúe ganando fuerza. Aún queda mucho por hacer, pero esté es un paso importante hacia adelante. Espero que el espíritu de cooperación demostrado hoy continúe”, declaró el líder de la mayoría en el Senado Harry Reid (D-NV).

No obstante, el acuerdo, negociado entre los 20 legisladores que integraron el Comité de Conferencia de ambas Cámaras, no estuvo libre de costos importantes.

Los congresistas transaron un incremento de 2.3% en las contribuciones de empleados federales a sus programas de pensión. Además, se recortaron 5,000 millones de dólares de un fondo creado por la reforma de salud para ayudar a que médicos primarios prevengan enfermedades.

Por el lado de los beneficios de desempleo, a final de 2012, el grupo de legisladores acordó reducciones en la extensión de esta garantía en proporción al impacto de la recesión en esas áreas.

Para los estados con menos de 6% en su tasa de desocupación, la extensión máxima en los beneficios serán 40 semanas. Para las áreas con más de 9% de desempleo serán 73 semanas.

“Las reducciones se realizarán de manera gradual. Tiene incorporada una sensibilidad por estado, con tasas de desempleo más alto”, aseguró Catherine Singley, analista del Consejo Nacional de la Raza (NCLR).

“El acuerdo provee menos apoyo a la economía, del que hubiera recibido si el Congreso continuaba el programa de desempleo en la manera en que está ahora. Sin embargo, si esta reducción era necesaria para llegar a un trato en la extensión, entonces se tomó la decisión adecuada. El fracaso en las negociaciones hubiera tenido un efecto severo y adverso para la economía y los trabajadores”, explicó el economista de Center for Budget and Policy Priorities, Chad Stone.

“Esta ley impedirá un aumento de impuestos de los estadounidenses que trabajan duro, declaró el Presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner (R-OH), “pero es una ley de alivio económico y no una que ayude a crear empleo”, dijo.

Uno de los puntos que lograron descartarse de las opciones de financiamiento del acuerdo y que tenía alarmadas a diversas organizaciones hispanas, era la limitación del acceso al Crédito Tributario por Hijos, a los inmigrantes que utilizan un Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN).

Esta es la única manera en que hoy en día, millones de indocumentados reportan sus impuestos. Esto, favorece con cerca de 1,800 dólares anuales a las familias.

“Es una tremenda victoria para nuestra comunidad. Nosotros enviamos 7 mil cartas. Incluso llevamos 20 niños latinos a hacer cabildeo en la oficina del senador Max Baucus (D-MT). Es un logro muy importante”, explicó Leticia Miranda, directora de Política económica y empleo de NCLR.

Se espera que el Presidente Barack Obama promulgue la ley, lo antes posible. Si no se lograba acuerdo, tanto los beneficios de desempleo como los recortes de impuestos de nómina, expirarían el 29 de febrero próximo.