Evaluaciones de maestros no son justas

Alegan que estos reportes están basados en una data errada y en una metodología imprecisa con un amplio margen de error
Evaluaciones de maestros no son justas
Patricia Tambakis advierte que muchos docentes podrían perder sus empleos a raíz de estos informes.
Foto: EDLP

Nueva York – El “valor añadido”de las evaluaciones de 12,000 maestros de escuelas públicas fue revelado ayer por el Departamento de Educación, acatando una orden de la Corte de Apelaciones del Estado de Nueva York.

La información, correspondiente a los períodos escolares de 2007 a 2010, incluye la identidad de los profesores de primaria y secundaria que enseñan inglés y matemáticas, y su puntaje de desempeño individual dentro de un rango del 0 al 100.

Estas evaluaciones se derivan del rendimiento de los estudiantes en exámenes estandarizados.

El máximo Tribunal estatal rechazó la apelación de la Federación Unida de Maestros en contra de divulgar estas mediciones, lo que fue solicitado por varios medios de comunicación que apelaron a su derecho a la libre información.

“Estos reportes están basados en una data errada y en una metodología imprecisa con un amplio margen de error”, que pronto será reemplazada por el Departamento de Educación, dijo el presidente de la UFT, Michael Mulgrew.

El canciller Dennis Walcott también expresó su desconfianza. “Me temo que muchos maestros trabajadores serán denigrados en los medios que utilicen esta información”, escribió en The Daily News. El sindicato de maestros y el DOE están trabajando juntos en un nuevo sistema de evaluación.

Un sistema fallido

En mayo de 2010 se aprobó una enmienda a la ley estatal de educación que dispuso que a partir de septiembre de 2011 el rendimiento docente se mediría con una calificación de 0 a 100. Pero para muchos como Rebeca Madrigal, profesora de la escuela 165 en Manhattan, este sistema está diseñado para evalúar el aprendizaje del estudiante, no el desempeño del maestro.

“Es como usar una cinta métrica para pesar a una persona”, acotó. “Quien más pierde es el alumnado”.

“Un profesor puede hacer un gran trabajo con casi toda su clase, pero si algunos alumnos han salido mal afectará la calificación de su desempeño en el aula”, aseguró una maestra que solo se identificó como M. García, y con más de 20 años de experiencia.

José González, presidente del Comité de Padres Asesores y padre de la escuela PS 73 de El Bronx, cree que la divulgación de estas evaluaciones “servirá para avergonzar a maestros que sí son profesionales y que deben lidiar con la falta de recursos de sus escuelas”.

?>