Exigen salarios justos para subcontratados

Protestar por las condiciones laborales en las que se encuentran los trabajadores subcontratados por las aerolíneas en los tres aeropuertos del área
Exigen salarios justos para subcontratados
Un grupo de activistas y trabajadores hicieron un llamado a las autoridades para mejorar las condiciones salariares de los trabajadores subcontratados por las aerolíneas.
Foto: EDLP

Nueva York – Bajo una lluvia constante y fría, un grupo de trabajadores, clérigos y activistas comunitarios se unieron ayer para protestar por las condiciones laborales en las que se encuentran los trabajadores subcontratados por las aerolíneas en los tres aeropuertos del área.

Los manifestantes exigieron el fin de la desigualdad salarial entre los trabajadores de servicio a pasajeros empleados por empresas contratadas por las compañías aéreas, porque las tradicionales 40 horas de trabajo a la semana no son suficientes para mantener a sus familias.

Según un estudio realizado por New York University’s Women of Color Policy Institute, el salario medio por empleado de servicio a pasajeros a través de los aeropuertos de La Guardia, Kennedy y Newark Liberty, es de $8.00 por hora, que equivale a un salario de $16.640 dólares anuales, o sea más de un 25% menos que el de $22.040 establecido por el gobierno federal para demarcar la línea de pobreza para una familia de cuatro personas. Además el salario más frecuentemente reportado fue de $7.25 por hora- que es el salario mínimo por ley federal.

“Como líder espiritual tengo el deber de denunciar la injusticia. Esta comunidad necesita buenos empleos y salarios dignos”, manifestó el reverendo Dr. Raymond Blanchette de “The Revelation Pilgrim Ministry”.

Por otro lado, el concejal James Sanders, expresó “Los aeropuertos deben ser un boom económico y social para las comunidades en las que se encuentran; y no un despilfarro económico para los propietarios y sus empleados”.

Elida Ramírez, oriunda de República Dominicana, quien trabajó en el aeropuerto John F. Kennedy, dijo que renunció porque el sueldo no le alcanzaba para sostener a sus dos hijos.

“Transportaba a la gente en silla de ruedas. Trabajé en el aeropuerto a través de una compañía subcontratada y me pagaba $6.25 la hora. Ese sueldo no me alcanzaba para nada y no tenía beneficios”, denunció Ramírez.

El director ejecutivo de la PA, Pat Foye, mediante un comunicado de prensa, indicó que si bien que los trabajadores mencionados en el informe no son empleados de la Autoridad, simpatiza con las inquietudes planteadas en este informe y dijo que iba a formular recomendaciones para mejorar la situación.

?>