Segundo cargo de homicidio enfrenta madre de niñas ahogadas

Una madre que ya había sido acusada de ahogar a su hija de un año enfrentará otro cargo por homicidio por la muerte de una hermana de cinco años, dijeron ayer las autoridades.

Los fiscales esperan presentar una queja penal enmendada con la acusación por el segundo homicidio antes de la comparecencia programada para hoy de Lorna Valle, dijo Jane Robison, portavoz del fiscal del distrito del Condado de Los Ángeles.

La hija de Valle, Marian Taque Valle, de cinco años, fue declarada con muerte cerebral el domingo. Fue desconectada de los aparatos que la mantenían con vida y se retiraron los órganos el miércoles. Se planificó una autopsia.

Valle, de 32 años, está acusada actualmente del intento de asesinato de la niña y de matar a la hermana de un año de Marian, Lindsay. Ayer la madre permanecía encarcelada.

El padre de las niñas, José Humberto López, dijo a la policía que regresó de una tienda el 15 de febrero y descubrió a su esposa intentando ahogar a las niñas en una tina. Los bomberos que contestaron una llamada al 911 encontraron a las niñas inconscientes y sin respirar en un garaje reformado detrás de una casa.

La niña más pequeña murió unas pocas horas después.

Conocidos dijeron que la madre había tenido dificultades con la depresión.

Si fuera condenada, Valle podría enfrentarse de 50 años en prisión a prisión perpetua.

Otra madre ha sido acusada de matar a su bebé el otoño pasado lanzándolo desde un estacionamiento de un hospital en el Condado de Orange.

Sonia Hermosillo, de 32 años, de La Habra, es acusada de homicidio y abuso infantil por la muerte en agosto de Noe Medina Jr., de 7 meses. Continúa encarcelada, y un tribunal debe decidir si es mentalmente competente para ser llevada a juicio.

Los fiscales dijeron que Hermosillo lanzó al niño desde el cuarto nivel del estacionamiento del Hospital de Niños del Condado Orange, y que luego validó su boleto de estacionamiento antes de alejarse conduciendo.

El esposo, Noe Medina, dijo que su esposa sufría de depresión postparto grave y que estaba angustiada porque su hijo sufría varios problemas médicos, incluyendo uno que le exigía usar un casco para dar forma a la cabeza.

Los fiscales dijeron que Hermosillo le quitó el casco al bebé antes de lanzarlo por encima de la barandilla.

?>