Cierra última librería hispana en Manhattan

Clientes lamentan el cierre de la librería asegurando que la misma se había convertido en un refugio para los amantes de la cultura de la comunidad
Cierra última librería hispana en Manhattan
Carmen Torres, encargada de la librería Continental, empacando libros antes del cierre.
Foto: José Acosta / EDLP

Nueva York.- La librería Continental cerrará sus puertas esta semana, dejando al condado de Manhattan sin un local especializado en libros en español.

La Continental es la última ficha de un efecto dominó que comenzó con el cierre de las librerías Lectorum y Macondo, en el Bajo Manhattan, y Calíope, en el barrio de Washington Heights, lo que crea un gran vacío en un condado donde de sus 1.6 millones de habitantes, el 25.4% es de origen hispano.

Y la causa de los cierres no es por falta de lectores, es por el problema del alquiler, según revelaron César González, de la cerrada librería Calíope, y el dueño de la Continental, Idelfonso López, quien ya empezó a empacar sus libros y piensa cerrar el negocio este jueves.

“La librería Continental lleva más de treinta años en la comunidad, y cuando yo la compré hace seis años, la amplié y busqué más variedad de libros, y el negocio creció al punto de que conseguimos buenas ventas, con buen margen de beneficios, y nunca me atrasé en el pago de alquiler”, dijo López, quien es colombiano. “Pero hace tres meses el dueño del local me lo pidió y no quiso renovarme el contrato”, señaló.

Carmen Torres, encargada de la librería, dijo que en los últimos años el local se había convertido en un sitio abierto a la comunidad, con charlas sobre gnosis, metafísica y esoterismo dos veces a la semana, y presentaciones esporádicas de libros de literatura.

“Los escritores que querían poner a circular sus libros se les prestaba el espacio gratis”, dijo Torres. “Lamentamos que cierren la librería, porque son espacios que, además del negocio de libro, brindan un servicio a la comunidad”, señaló.

Idelfonso López dijo que pagaba $2,200 de alquiler, y señaló que trató de buscar otro local dentro de la comunidad para instalar la librería, pero no lo pudo conseguir.

La Continental, localizada en el 628 West de la calle 207, ahora se mudará a la Internet, según reveló López. El portal es: http://www.libreriacontinentalnyc.com

“Por ahora nos mudaremos a la Internet, hasta que aparezca un local a nuestro alcance”, dijo López. “Es una lástima que tengamos que cerrar nuestro local, la gente nos apreciaba mucho y teníamos buena clientela”, indicó.

López dijo que la comunidad del Alto Manhattan es “muy progresista, le gusta mucho leer e investigar”.

Los libros que más se vendían en la Continental eran, según López, los de metafísica, superación personal, y de literatura e historia de escritores dominicanos.

Amarilis Bodden, una residente del área y cliente de la Continental, lamentó el cierre de la librería asegurando que la misma se había convertido en un refugio para los amantes de la cultura de la comunidad.

“Estos negocios que son fuentes de cultura deberían ayudarlos a que permanezcan en la comunidad. Es una lástima que cierren una librería que lleva más de 30 años en este barrio y que servía de centro de reuniones para los amantes del libro”, señaló Bodden.