Cambios en los hospitales

Propuesta de Brown eliminaría el Departamento de Salud Mental
Cambios en los hospitales
Una trabajadora social de psiquiatría habla con una familia en San Antonio Mental Health Center.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion

La Oficina de Análisis Legislativo publicó ayer un nuevo informe que revela que el presupuesto propuesto por el gobernador Jerry Brown para el próximo período fiscal, eliminaría el Departamento de Salud Mental y crearía un nuevo Departamento de Hospitales Estatales (DSH).

Este cambio trasladaría la administración de los programas de salud mental a varios departamentos y permitiría que la nueva institución estatal se concentre en administrar los hospitales públicos.

En el 2008-09, la Oficina de Auditorias Estatales y Evaluaciones (OSAE) realizó una auditoria que subrayaba los problemas que atravesaban los hospitales psiquiátricos que incluían la falta de trabajadores y de fondos para los gastos de operación.

Una auditoria similar realizada recientemente por el Departamento de Salud Mental encontró los mismos problemas detectados tres años anteriores, indica el análisis estatal.

“En este reporte, por ende, recomendamos que se realice una auditoría que evalúe los diferentes problemas, incluyendo las prácticas presupuestarias de los hospitales estatales, los controles fiscales actuales y el nivel of posiciones vacantes y su impacto en el presupuesto estatal y el rendimiento del hospital”, señala el análisis legislativo.

La Oficina de Análisis Legislativo recomienda que se inspecciones a los hospitales estatales independientemente de la creación de un nuevo departamento.

California tiene cinco hospitales estatales y dos programas psiquiátricos que se especializan en atender a personas con enfermedades mentales. Los hospitales sirven, en algunos casos, como prisiones para personas que han sido declaradas incompetentes para defenderse en el sistema de justicia.

El Hospital Estatal de Atascadero, ubicado en costa central, atiende a los prisioneros de alta seguridad. El último recuento en enero del 2012, indica que tiene más de 1,000 pacientes.

El Hospital Estatal Coalinga, que es el más nuevo de todos los nosocomios y que se ubica en la ciudad de Coalinga, atiende a más de 900 hombres catalogados como “depredadores sexuales violentos”.

En el sur de California se ubica el Hospital Estatal Metropolitan, en Norwalk, el cual atiende a unos 400 pacientes que no tienen historial de violencia o de delitos sexuales.

El Hospital Estatal en Napa es clasificado como uno de los centros para personas de baja peligrosidad. El último recuento indica que atiende a alrededor de 1,000 pacientes.

Y, el Hospital Estatal Patton, ubicado en el Condado de San Bernardino, tiene una población de 1,500 pacientes y es catalogado como un hospital forense.

Los dos programas psiquiátricos en Vacaville y en el Valle de Salinas están diseñados para atender a la población carcelaria.