Prohíben acceso de indocumentados a universidades públicas

La propuesta, conocida entre sus detractores como “anti-dreamer” entraría en vigor en Georgia
Prohíben acceso de indocumentados a universidades públicas
La propuesta SB 458, que prohibiría el acceso de inmigrantes indocumentados a todas las universidades públicas de Georgia fue aprobada.
Foto: Archivo

Atlanta.- La propuesta SB 458, que prohibiría el acceso de inmigrantes indocumentados a todas las universidades públicas de Georgia, fue aprobada hoy en el Senado estatal.

De convertirse en ley, la medida que fue aprobada con 34 votos y 19 en contra, convertiría a Georgia en el tercer estado, junto a Carolina del Sur y Alabama, en negar a indocumentados la posibilidad de continuar con sus estudios superiores.

“Estamos muy decepcionados del Senado por pasar una ley que tiene como blanco a estudiantes que consideran este estado su hogar y con esto se les está diciendo que no son bienvenidos aquí”, declaró a Efe Azadeh Shahshahani, directora del Proyecto de Seguridad Nacional e Inmigrantes de ACLU en Georgia.

La propuesta, conocida entre sus detractores como “anti-dreamer”, requeriría a todas las universidades públicas del estado verificar el estatus migratorio de los estudiantes en una base de datos federal y negar el acceso a aquellos que no puedan demostrar que se encuentra legalmente en el país.

“Si esta medida se convierte en ley, Georgia es la que va a perder por la señal que el estado está enviando a los inmigrantes”, añadió la activista sobre la propuesta que pasa ahora a la Cámara de Representantes para someterla a voto.

En Georgia actualmente existe una restricción que da prioridad a residentes legales y ciudadanos por encima de estudiantes indocumentados que quieran estudiar en las cinco universidades públicas con cupo limitado.

Las universidades de Georgia College & State University, Medical College of Georgia, Georgia State University, Georgia Institute of Technology y University of Georgia son las que deben acatar la restricción, las cuales tenían en total a 29 estudiantes indocumentados registrados el pasado año, según cifras de la Junta de Regentes de Georgia.

Antes de que se aprobara esta política, las universidades públicas de Georgia permitían la matrícula de inmigrantes indocumentados, aunque éstos no podían recibir ayuda federal o estatal y debían pagar la tarifa reservada para quienes no son residentes del estado.

El mes pasado, otra propuesta de ley que pretendía negar el acceso de estudiantes indocumentados a las universidades públicas de Georgia fue diferida temporalmente en la legislatura luego de una audiencia pública en la que detractores de la misma abarrotaron la sala para exponer su oposición. EFE