No todos están contentos con nuevo Walmart de Chinatown

Grupo dice que pagará muy poco; empresa defiende sus prácticas
No todos están contentos con nuevo  Walmart de Chinatown
Jesús Sauceda, trabajador de Walmart, en la protesta de ayer.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion

El permiso de construcción para un Walmart Neighorhood Market en Chinatown llegará cualquier día, pero algunos trabajadores y activistas descontentos con las prácticas de la compañía gigante continúan sus esfuerzos con la esperanza de prevenir que abra sus puertas.

Acompañada por más de 50 trabajadores de Walmart y el grupo Los Angeles Alliance for a New Economy (LAANE), Angie Rodríguez, trabajadora del Walmart de Baldwin Park por ocho años, habló en contra del nuevo supermercado en una conferencia de prensa en el centro de Los Ángeles.

Dijo que el salario que ganan los empleados no es suficiente para sobrevivir y estos necesitan ayuda de programas como Medi-Cal, que cuestan a contribuyentes. “Eso tiene que cambiar”, dijo Rodríguez, de 63 años.

“Se siente como una naranja que la agarras y la exprimes y cuando ya no trae jugo la tiras”, relató Jesús Sauceda, de 33 años, trabajador de un almacén de Walmart en Mira Loma. “Que se dediquen más a apoyar al trabajador”.

La conferencia tuvo lugar frente al Departamento de Servicios Sociales Públicos del Condado de Los Ángeles (DPSS), la oficina de asistencia pública adonde se dijo que los empleados del nuevo Walmart irían si necesitaran ayuda.

“Los Ángeles no puede sostener el costo de más empleados de Walmart”, indicó Cesar Michel, trabajador social de DPSS. “Ya hemos tenido un aumento de 50% en los últimos cinco años”.

Pero el portavoz de Walmart, Steven Restivo, dijo que el salario promedio de la compañía es de 12.69 dólares por hora -58% más que el salario mínimo de California- y que la misma ofrece planes médicos por tan poco como 15 dólares cada dos semanas.

La construcción para el nuevo supermercado ubicado en 701 W. Sunset Boulevard empezará este verano y se espera que abra sus puertas en 2013 con 65 empleados.

“Algunas de las voces más fuertes entre [los oponentes] simplemente no representan la mayoría de la comunidad”, comentó Restivo. “En las últimas semanas, hemos hablado con oficiales en el área y es muy claro que quieren la tienda. Por eso creo que tuvieron la conferencia a tres millas a distancia”.

En 2004 Los Ángeles aprobó la ordenanza “Big Box”, que permite que la ciudad considere la calidad de trabajo y el impacto sobre el tráfico y otros negocios de un vecindario antes de aprobar negocios de más de 100,000 pies cuadrados. El Walmart nuevo será de 33,000 pies cuadrados.

Pero existe la preocupación de que el edificio que ha estado vacío por muchos años originalmente recibió el permiso para un supermercado hace unos 10 a 12 años, antes de que la escuela Ramón C. Cortines School of Visual and Performing Arts abriera al otro lado de la calle, dijo Tony Pérez, portavoz del concejal Ed Reyes, cuyo distrito incluye Chinatown.

“Estamos hablando de la generación de tráfico que vendrá a un lugar que tiene alrededor de 2,000 estudiantes”, explicó.

Una empleada de Ai Hoa Supermarket que no quiso dar su nombre dijo que no estaba tan preocupada por la competencia a menos de una milla de distancia como por la cantidad de tráfico y personas que podrá traer.

“No me gustaría que abriera”, dijo en chino cantonés. “Tal y como es, Chinatown no tiene espacio y está demasiado lleno. Lo deberían de abrir más lejos”.

El tema ha dividido a la comunidad, con el Southeast Asian Community Alliance contra el Walmart y el Chinatown Business Improvement District a favor.

Sandra López, de 43 años y residente de Lincoln Heights, dijo que el Walmart sería una bendición para las familias de bajo ingreso de la zona.

“Por aquí, solo hay tiendas pequeñas y una grande, Smart & Final, es cara”, expresó. “Ya no tendré que ir hasta el Walmart de Pico Rivera”.

López está entre muchos residentes de los vecindarios cercanos al centro de Los Ángeles que el Walmart espera servir, dijo Restivo.

“Sabemos que van a votar por la tienda con sus pies ese primer día, y no creo que [los oponentes] en la conferencia puedan disputar eso”, señaló.

Alrededor de la web