Salvadoreños piden jornada electoral limpia

El coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en El Salvador, Roberto Valent, afirmó que espera que las elecciones legislativas y municipales de este domingo sean pacíficas y sin fraude
Salvadoreños piden jornada electoral limpia
Miles de mujeres demandaron leyes que impulsen la participación política femenina en las próximas elecciones parlamentarias.
Foto: EFE

SAN SALVADOR, (EFE).- El coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en El Salvador, Roberto Valent, afirmó que espera que las elecciones legislativas y municipales de este domingo sean pacíficas y sin fraude.

“Que las próximas elecciones sean democráticas, libres y que la gente pueda gozar de ese derecho cívico de la manera que tiene que ser, de manera pacífica”, dijo Valent.

Indicó que “para nada” existe el indicio o temor de algún fraude en los comicios del domingo, ya que ve al “TSE (Tribunal Supremo Electoral) y todo el marco institucional nacional bien maduro y fuerte”.

Añadió que ha escuchado “discursos a la derecha, la izquierda y del centro” sobre un posible fraude, pero que “eso ya es parte de la dialéctica partidaria”.

Destacó que el proceso electoral hasta el momento ha estado “muy bueno” y que ahora sólo falta esperar los “resultados finales”.

Por su parte, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) de El Salvador anunció que en los comicios legislativos y municipales participará con 1,552 observadores.

Una portavoz de la PDDH explicó que los observadores voluntarios “monitorearán el 96 por ciento del territorio nacional”, y que en su mayoría son mujeres y jóvenes.

El TSE ha dicho que espera unos 1,600 observadores nacionales e internacionales, algunos de los cuales ya llegaron a El Salvador.

Unos 4.5 millones de salvadoreños están convocados para elegir a 84 diputados y 262 alcaldes este domingo en El Salvador.

Si todo sale bien, las elecciones de este domingo serán pacíficas, a pesar de los graves problemas de violencia y económicos que enfrenta esta nación que en el pasado fue azotada por una guerra civil.