Mejora la seguridad para trabajadores

Los químicos serán clasificados de acuerdo a sus peligros físicos y para la salud y se utilizarán etiquetas e información consistente para todos los químicos producidos en Estados Unidos e importados

Mejora la seguridad para trabajadores
Muchos trabajadores están expuestos a químicos peligrosos en sus empleos.
Foto: Archivo / La Opinion

WASHINGTON, D.C.- Luego de más de tres años de espera, el gobierno emitió ayer, una nueva regla para mejorar la información incluida en las etiquetas de químicos peligrosos. La medida espera poner a Estados Unidos a la altura de los estándares internacionales, sin embargo grupos en defensa de los trabajadores, aseguran que se podría hacer mucho más en esta área. De acuerdo a cifras de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional del Departamento del Trabajo (OSHA) 43 millones de trabajadores estadounidenses están expuestos a químicos peligrosos en sus lugares de empleo. Organizaciones como Worksafe, en California, calculan que cerca de 6,500 trabajadores en el estado, mueren por exposición crónica a agentes químicos, biológicos y físicos.

Actualmente el Estándar de Comunicación de Riesgos (HCS) cubre cerca de 650,000 productos químicos. Esta medida fue creada en 1983 para advertir a los empleados que manipulan estos materiales en sus labores diarias.

Sin embargo recién ayer, el gobierno anunció una nueva regla para HCS, que mejorará el nivel de información en las etiquetas, cumpliendo así con los estándares internacionales desarrollados por las Naciones Unidas.

“Esto reducirá la confusión en lugares de trabajo y dará un nivel de protección más integral”, dijo la Secretaria del Departamento del Trabajo, Hilda Solis.

Las modificaciones al estándar incluyen revisar el criterio para la clasificación de químicos peligrosos; inspeccionar la provisiones en la emisión de etiquetas y material precautorio; examinar las definiciones de los términos utilizados por HCS y los requerimientos para entrenamiento de empleados, entre otras medidas.

Desde ahora los químicos serán clasificados de acuerdo a sus peligros físicos y para la salud y se utilizarán etiquetas e información consistente para todos los químicos producidos en Estados Unidos e importados.

“Esta iniciativa da una mayor claridad a los trabajadores y nivela el campo de juego para la industria”, comentó David Michaels, subsecretario de OSHA.

DOL estima que la nueva regulación ayudará a prevenir 43 muertes al año y 585 accidentes en los lugares de trabajo. Asimismo, calcula que la industria logrará ahorrar 475 millones de dólares anuales, con el uso de marbetes uniformes.

Químicos como los pesticidas, continúan sin incluirse bajo HCS. Asimismo, OSHA especificó en la nueva regulación no contiene “ningún requerimiento para traducir las etiquetas en español”, aunque algunas compañías pueden creer que esta medida es necesaria, basada en la demanda de sus clientes.

Organizaciones como Worksafe reconocen el esfuerzo del gobierno, no obstante aseguran que esto no eliminará varios problemas. “Por naturaleza este tipo de materiales explicativos son difíciles de entender y aunque tengas conocimiento en el área, debes usar diccionarios. Sin un entendimiento completo, la protección real se reduce”, explicó Dorothy Wigmore, especialista en salud ocupacional de Worksafe.

“En California un trabajador que considera que los materiales que está usando no son seguros, puede decir que no los utilizará, sin embargo en la mayoría del país, si no estás protegido por un sindicato fuerte, tienes pocas opciones”, agregó.

HCS será implementado por completo en 2016. Hasta entonces OSHA respaldará un periodo de transición para facilitar el proceso.