Manchester City gana; Tévez juega

Agüero y Nasri dan la victoria al Manchester City sobre el Chelsea (2-1)
Manchester City gana; Tévez juega
Carlos Tévez (izq.), del Manchester City, disputa el balón con José Bosingwa, del Chelsea, en el partido de ayer en la Liga Premier.
Foto: EFE

MANCHESTER, Inglaterra (AP/EFE).- Carlos Tévez dio el pase para que Samir Nasri anotara el gol que le permitió al Manchester City completar una remontada al vencer ayer 2-1 a Chelsea y así mantener la presión sobre el líder Manchester United en la cima de la liga Premier inglesa.

En su primer partido con la camiseta del City en seis meses, el delantero argentino ingresó a los 66′ y fue recibido con aplausos y abucheos.

En ese momento, el City perdía 1-0 tras el gol de Gary Cahill a los 60′.

Sergio Agüero logró el empate a los 78′ al transformar un panel, luego que Michael Essien tocó con la mano un remate de su compatriota argentino Pablo Zabaleta.

A cinco minutos del final, Tévez hizo la pared con Nasri, devolviéndole la pelota de espaldas, para el 2-1 definitivo.

Con el resultado, el City alcanzó un récord de 20 victorias consecutivas como local, pero lo más importante es que quedó a un punto del líder United.

Con paciencia, los visitantes aguantaron los embates de los “citizens” y fueron perdiendo la timidez en el ataque a medida que se acercaba el fin de unos 45 minutos en los que el Chelsea echó de menos un ataque más afilado para inquietar a Joe Hart.

Conscientes de la trascendencia de los tres puntos de cara al tramo final de la liga inglesa, los de Mancini desplegaron un juego vehemente en la reanudación que puso contra las cuerdas a la defensa “blue”.

La fortuna le daba la espalda sin embargo al equipo local, que veía como sus embestidas acababan una y otra vez con remates ligeramente desviados o bien en las manos de Cech.

Así las cosas, cuando más alejados estaban del gol los de Di Matteo, el azar quiso que se adelantaran con un disparo de Cahill que rebotó en dos defensas antes de colarse en la meta de Hart.

El inglés se hizo con el rechace de un córner y se sacó un disparo seco en el interior del área que cambió de trayectoria al golpear en los marfileños Kolo Touré y Yaya Touré, y se convirtió en un balón imposible para Hart.

Como revulsivo, Mancini echó mano de Tévez, máximo goleador en la Premier el año pasado, caído en desgracia esta temporada tras negarse a salir el banquillo frente al Bayern de Múnich el pasado diciembre.

No fue el “Apache” quien puso de nuevo el equilibrio en el marcador, sino su compatriota Agüero, que engañó Cech con la trayectoria de una pena máxima que el árbitro pitó en el 77′, después de que el francés Michael Essien detuviera con la mano dentro del área un disparo de Pablo Zabaleta.

Poco después, el delirio se adueñó de las gradas del Etihad cuando Nasri y Tévez firmaron una pared en el área rival que acabó con Cech recogiendo de dentro de su portería el balón que sellaba el definitivo 2-1 a favor de los locales.

En otro partido, Rafael van der Vaart en los descuentos permitió al local Tottenham sacar un empate 1-1 con Stoke.