Doctor es candidato al Banco Mundial

Okonjo-Iweala y Ocampo competirán con Kim por presidencia de Banco Mundial
Doctor es candidato al Banco Mundial
Obama acompañado por la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y el de Tesoro, Timothy Geithner, presenta a Jim Yong Kim.
Foto: EFE

WASHINGTON D.C. – El Banco Mundial anunció que los tres candidatos finales para presidir el organismo mundial serán la ministra nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala, el exministro colombiano José Antonio Ocampo y el doctor estadounidense Jim Yong Kim.

Tras la conclusión del plazo para presentar candidaturas, se confirmó el nuevo desafío de los países emergentes al tradicional monopolio de EE.UU., que ha nombrado a los presidentes de esta institución internacional desde su creación en 1944.

Estados Unidos esperó hasta el último momento para proponer al experto en salud global Jim Yong Kim, un nombre que no figuraba en las quinielas previas para dirigir el Banco Mundial, pero que goza de gran prestigio en temas de salud global.

El presidente estadounidense Barack Obama presentó a Kim, de 52 años, ayer en la mañana, en una breve comparecencia en la Casa Blanca en la que estuvo flanqueado por el Secretario del Tesoro, Timothy Geithner, y la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

“Ya es hora de que un profesional del desarrollo lidere la mayor agencia de desarrollo del mundo”, aseguró Obama en su discurso, y señaló que “nadie está más cualificado” que Kim para encabezar el Banco Mundial.

Kim, doctor en medicina y antropólogo de formación, presidía desde 2009 el Darmouth College, una de las universidades más prestigiosas de la costa este de Estados Unidos.

El nuevo candidato, nacido en Corea del Sur, pero naturalizado estadounidense, ha desarrollado una brillante carrera profesional en el ámbito académico, donde ha sido profesor de la Escuela de Medicina de Harvard, y del desarrollo, al dirigir el departamento de Sida de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Durante su labor en la OMS, Kim lanzó la exitosa iniciativa “3 por 5” con el objetivo de tratar a 3 millones de pacientes con SIDA, y además ha sido director y cofundador de “Partners in Health”, una organización sin fines de lucro que ofrece servicios médicos en países como Haití, Perú, Rusia y Ruanda.

Las candidaturas alternativas del exministro colombiano Ocampo, apoyado por Brasil, y la ministra nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala, respaldada por varios de los países africanos, suponen un nuevo desafío al tradicional control de EE.UU.

Por su parte, el profesor y economista de la Universidad de Columbia de Nueva York, Jeffrey Sachs, que había presentado su candidatura por iniciativa propia, finalmente se retiró al subrayar que Kim es un “candidato magnífico” y “un líder mundial en el ámbito del desarrollo”.

Se trata de la primera vez que Washington designa como candidato a un académico y experto en desarrollo para dirigir el BM, que tradicionalmente ha sido liderado por banqueros, diplomáticos o políticos.

No obstante y, pese a la terna de candidatos, parece poco probable que Kim no sea el próximo presidente y se reedite el pacto tácito entre EE.UU. y Europa mediante el que se reparten, respectivamente, la dirección de los organismos internacionales (BM y FMI) surgidos de los acuerdos de Bretton Woods en 1944.

Tanto los mercados emergentes como las organizaciones no gubernamentales han insistido en la importancia de que se acabe con este acuerdo “tras bambalinas” y se abra el proceso selección de los líderes de ambas instituciones a otras nacionalidades que refleje el cambiante equilibrio de poder y económico del nuevo siglo.

El pasado año se vivió un pulso similar entre emergentes y avanzados con la candidatura del presidente del Banco Central de México, Agustín Carstens, y la de la exministra de Finanzas de Francia, Christine Lagarde.

Sin embargo, Lagarde se alzó finalmente con el puesto, y mantuvo el “status quo” de un europeo al frente del FMI.

EE.UU., como primera economía mundial, cuenta con el mayor porcentaje de votos tanto en el FMI como en el BM, lo que complica la selección de un candidato no deseado por Washington.

El Banco Mundial deberá ahora analizar los perfiles y trayectorias de los tres candidatos finalistas, quienes viajarán a Washington para entrevistarse con los 25 miembros del Directorio Ejecutivo del organismo multilateral.

El BM ya ha señalado que tiene previsto nombrar formalmente a su nuevo presidente, en sustitución de Robert Zoellick, que anunció en febrero pasado que no se presentaría a la reelección, durante sus encuentros de primavera que se celebraran del 20 al 22 de abril.