Papa pisa suelo mexicano

"Mensajero de paz" lo llaman ya en el país
Papa pisa suelo mexicano
El papa Benedicto XVI a su llegada a México.
Foto: AP

Silao, México- El papa Benedicto XVI pisó suelo mexicano a las 4:10 de esta tarde, hora local, en un vuelo procedente de Roma de la compañía Alitalia ante cientos de jóvenes que agitaron banderines amarillos y blancos.

“Benedicto, hermano, ya eres mexicano”, corearon para abrir un nuevo capítulo con el sucesor de Juan Pablo II con quien los mexicanos entablaron una estrecha relación en cinco visitas durante su pontificado de 26 años.

“A esto venimos, para volvernos a encariñar”, dijo Josefina Martínez, ama de casa de 72 años presente en el evento mientras en las escaleras montadas al pie de la pista gritos rejuvenecidos daban ánimo al recién llegado.

“Esta es la juventud del Papa”, gritaron. “Benedicto, tu nombre es bendito”.

Al interior de la Iglesia, la orden de los jesuitas considera que entre las virtudes de Benedicto XVI se encuentra su inteligencia para transmitir mensajes. “A Juan Pablo II se le iba a ver, a Benedicto a escuchar”, se dice en los pasillos de la orden.

Entre los devotos se espera un discurso contundente que será pronunciado en unos minutos.

El presidente Felipe Calderón, su esposa y miembros de su gabinete y funcionarios locales así como la cúpula de la Iglesia entre quienes se encuentra el arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera le dan la bienvenida.

Antes de iniciar el viaje, el Papa condenó la “violencia generada por las drogas” en Mexico, que ha provocado una crisis social de mas de 50,000 muertos.

Del otro lado del Atlántico en la espera del aeropuerto los mariachis cantaban el clásico del cantautor local, José Alfredo Jiménez “… aquí en mi León, Guanajuato, la vida no vale nada”.

Lejos está la entidad de las estadísticas macabras de otros estados, pero se piensa que la presencia del Papa puede dar aliento a los mexicanos.

“Mensajero de paz”, lo llaman ya en el país.