Real Madrid cierra las puertas a la prensa Mourinho ordena silencio

Luego de lo que consideraron un arbitraje en su contra, el Real Madrid decide cerrar las puertas a la prensa.

MADRID, España (EFE).- El Real Madrid volvió ayer al trabajo, tras empatar 1-1 el miércoles ante Villarreal, y completó una práctica a puerta cerrada para preparar el juego de Liga que disputará mañana ante la Real Sociedad en el Estadio Santiago Bernabéu.

Al final del entrenamiento no hubo comparecencia del técnico ni de jugadores, y tampoco la habrá hoy, pese a ser la víspera del juego con la Real Sociedad.

El club vasco medirá el estado anímico de un equipo que ha dejado por el camino cuatro puntos en los dos últimos encuentros, dejando la distancia sobre el Barcelona a sólo seis.

Ante los hombres del francés Philippe Montanier no se podrán sentar en el banquillo, luego de ser expulsados ante el Villarreal, el entrenador José Mourinho, su ayudante Rui Faria, y los jugadores Mesut Ozil, Sergio Ramos y Pepe.

La plantilla no ha descansado y tendrá, salvo que Mourinho decida que sus jugadores se entrenen el mismo día del partido, sólo otra sesión de trabajo más para intentar recuperarse de los malos resultados frente a Málaga y Villarreal.

Rompiendo la costumbre antes de cada partido, hoy no habrá conferencia de prensa de algún miembro del cuerpo técnico del club blanco, que impuso el silencio después del empate ante Villarreal.

El miércoles, tras el partido ante el Villarreal que finalizó 1-1 con cuatro expulsiones blancas, nadie de la plantilla ni del cuerpo técnico hizo declaraciones a la prensa.

Lo anterior como medida de protesta por el arbitraje de José Luis Paradas en el partido ante Villarreal, que dejó al equipo madridista con sólo nueve jugadores en el césped.

“Nos roban, nos roban. Sólo nos roban”, expresó Mourinho el miércoles al entrar a los vestuarios de El Madrigal, donde las quejas, los reclamos y el desahogo fueron del técnico y su asistente Rui Faria, expulsados por el colegiado.

Tras ese partido, Cristiano Ronaldo, autor del único gol, dejó ver su enojo al mostrar ante las cámaras gestos y expresiones de molestia, y dijo que no estaba de acuerdo con las decisiones del hombre de negro.

Durante el encuentro fueron expulsados Ozil y Ramos, y el brasileño Képler Laveran “Pepe” recibió la tarjeta roja en el túnel rumbo al vestuario por insultar a Romero diciéndole: “Vaya robo, hijo de p…”.