Recuerdan a Mons. Romero

Salvadoreños conmemoran 32 aniversario del asesinato de Romero
Recuerdan  a Mons. Romero
Foto con notas dedicadas en el museo del arzobispo Óscar Arnulfo Romero en San Salvador.
Foto: EFE

SAN SALVADOR (EFE).- La Iglesia católica y el pueblo salvadoreño conmemorarán este sábado 32 años del asesinato del arzobispo Óscar Arnulfo Romero, el 24 de marzo de 1980, por su postura en defensa de los más desprotegidos cuando estaba por estallar la guerra civil que el país sufrió hasta 1992.

Feligreses católicos y gremios de la sociedad civil se concentrarán en el hospital para enfermos de cáncer La Divina Providencia, donde Romero fue asesinado por un francotirador mientras oficiaba una misa, y luego saldrán en peregrinación hacia su tumba, en la cripta de la Catedral Metropolitana de San Salvador.

El arzobispado de San Salvador homenajeará a Romero con una misa a las 10.00 hora local (16.00 GMT), en la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús, debido a que la catedral está tomada desde el pasado 10 de enero, dijo a Efe una fuente de dicha entidad.

Tradicionalmente la misa en honor de Romero se ha realizado en la catedral, pero mañana no se podrá por la ocupación de un exempleado del Parlamento que pide recobrar el puesto y un pequeño grupo de veteranos de guerra que exigen algunos beneficios, como pensiones para las madres y padres de los caídos en el conflicto (1980-1992).

Las peticiones de los ocupantes del templo católico, cuya protesta ha tenido escaso eco, en su mayoría están incluidas en un programa de beneficios económicos y sociales para exguerrilleros que el presidente Mauricio Funes anunció en enero.

Además, el Gobierno está negociando con los veteranos de la Fuerza Armada para que también gocen de los beneficios del Estado.

El secretario técnico de la Presidencia, Alex Segovia, dijo a los periodistas que la protesta es de “sólo dos” excombatientes que abandonaron las negociaciones con el Gobierno.

El domingo pasado, el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, lamentó la situación debido a que “nunca había sucedido” que la misa de conmemoración de la muerte de Romero no se llevara a cabo en la catedral, “ni siquiera en tiempos de guerra”.

Sin embargo, los ocupantes de la catedral sí permitirán hoy y mañana el acceso a la cripta en la que está sepultado Romero, indicó el obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez.

Por su parte, una fuente de la Fundación Romero afirmó a Efe que desde el pasado 6 de marzo se están realizando diversas actividades en honor a la memoria de Romero, entre ellas, una exposición fotográfica, pero que el “día grande” será hoy sábado.

La Fundación tiene programada una peregrinación con “farolitos” desde la Plaza de las Américas, mejor conocida como El Salvador del Mundo, hacia la Catedral Metropolitana, en el centro de San Salvador, explicó.

Por la noche la Fundación realizará una misa y una vigilia en la iglesia Sagrado Corazón de Jesús.

El Gobierno, por su parte, anunció la construcción de un monumento en honor a Romero en un predio del sector céntrico de la capital salvadoreña, cuyo coste se estima en cerca de tres millones de dólares, según el ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez.

La obra se erigirá en acatamiento de unas recomendaciones que hizo en el año 2000 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al Estado salvadoreño, explicó el vicecanciller Carlos Castaneda tras firmar con Martínez el convenio de construcción.

La Comisión de la Verdad, que investigó los crímenes cometidos durante la guerra civil, señaló al ya fallecido militar Roberto D’Aubuisson, fundador de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), partido que gobernó el país entre 1989 y 2009, como uno de los autores intelectuales principales del homicidio.

El crimen continúa impune, 32 años después, mientras que Romero está en proceso de beatificación en el Vaticano desde 1994.