En mayores aprietos la vodka Belvedere

Actriz que aparece en la imagen del comercial demanda a la compañía por usar ilegalmente su fotografía
En mayores aprietos la vodka Belvedere
El anuncio de Belvedere Vodka provocó la ira de los consumidores al mostrar la imagen de una mujer aterrorizada -aparentemente siendo víctima del inicio de un intento de violación.
Foto: Suministrada

Nueva York – La marca de vodka Belvedere, eje de una fuerte polémica al ser acusada de incitar la violencia doméstica con sus anuncios, ahora enfrenta una batalla legal. La mujer que aparece en uno de sus anuncios está demandando la compañía por supuestamente usar de manera ilegal su fotografía y causarle “angustia emocional”.

Alicyn Packard, actriz de Los Angeles, asegura que el fabricante de la bebida alcohólica muestra sin su autorización una imagen de ella en la que aparece que estuviera siendo víctima de abuso y que habría sido “robada” de un video que ella realizó para su propia compañía de producción.

El mes pasado, el anuncio de Belvedere Vodka provocó la ira de los consumidores al mostrar la imagen de una mujer aterrorizada -aparentemente siendo víctima del inicio de un intento de violación- junto a un texto que leía: “A diferencia de algunas personas, Belvedere siempre se disfruta suave”.

Belvedere se disculpó y retiró el anuncio de su página web después de fuertes reacciones de los usuarios en Facebook y Twitter, así como las críticas de los analistas de medios quienes afirmaron que “la violación es un tema de la cual no se debe tomar ligeramente”.

Y cuando la compañía pensaba que el episodio había quedado atrás, ahora se enfrenta con esta demanda que asegura que violó las leyes de “derechos de publicidad” de California, que evita que la imagen de una persona sea usada sin autorización y con fines comerciales.

Como denuncia Packard, la imagen habría sido tomada ilegalmente de un segmento de una comedia que ella habría grabado, y en el cual asume el papel de la hija de una mujer que la obliga a tomarse una foto y por eso se ven sus expresiones de frustración en la cara, que fueron sacadas de contexto en la publicidad de la vodka en la cual se dio una idea completamente diferente.