Marlins regresan a casa con triunfo

Gaby Sánchez, un miamense decide el juego en 11, tras escándalo de Guillén
Marlins regresan a casa con triunfo
David Carpenter (der.) pitcher de Houston, tira a primera donde eliminó a Emilio Bonifacio quien trataba embasarse con infieldhit.
Foto: AP

MIAMI, Florida (AP).- Luego del escándalo por las declaraciones de Ozzie Guillén, los Marlins regresaron anoche a casa con un triunfo de 5-4 sobre los Astros de Houston.

Gaby Sánchez, un oriundo de esta ciudad y producto de la Universidad de Miami, fue el héroe de la noche al disparar doblete que rompió un empate a cuatro carreras.

Esta fue la primera victoria de los Marlins en casa desde que Guillén empezara a cumplir una suspensión por elogiar a Fidel Castro.

Los comentarios de Guillén enardecieron a los cubanos que residen aquí, aunque no hubo manifestaciones masivas. La asistencia en el segundo encuentro del estadio con capacidad de 36,442 espectadores sentados fue de 30,169.

El oriundo de Miami J.D. Martínez conectó el primer cuadrangular en el parque, un palo de dos vueltas para Houston en el octavo episodio sobre el venezolano Edward Mujica para empatar el encuentro a 4. Martínez, que creció como aficionado a los Marlins, también pegó sencillo y anotó, y con esto se puso al menos con un sencillo en los siete encuentros de los Astros.

El extrabase de Sánchez se trajo desde primera base al home a Chris Coghlan.

Coghlan abrió el undécimo episodio con un infieldhit ante el lanzador perdedor Brandon Lyon (0-1).

Acto seguido, Sánchez alineó su batazo decisivo con la cuenta en contra de cero bolas y dos strikes.

La pelota fue a rebotar a la barda del bosque izquierdo, mientras Coghlan se deslizaba en el plato sin necesidad porque no hubo tiro.

El partido fue el primero en ruta para la novena de Houston en esta joven campaña.

Los Astros cerraron la temporada pasada con registros de 25-56 en juegos fuera de Houston. Fue la peor marca en las Grandes Ligas para los texanos que perdieron todos sus cuatro partidos en Miami.

El as dominicano de Miami, José Reyes se fue de 3-1.