Alivian migraña con estímulos eléctricos en el cerebro

Se aplican en la corteza motora, zona responsable del movimiento voluntario.
Alivian migraña con estímulos eléctricos en el cerebro
La migraña es un mal común en personas estresadas.
Foto: thinkstock

Chicago (Notimex).- Pacientes que sufren migrañas crónicas logran tener un alivio significativo del dolor después de cuatro semanas de estímulo eléctrico en la región del cerebro llamada corteza motora, que es responsable del movimiento voluntario.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Michigan, se trata de un método no invasivo llamado Estímulo Transcranial de Corriente Directa, probado con buenos resultados como terapia preventiva en 13 pacientes con migraña crónica, con un historial de casi 30 años de sufrir por lo menos un promedio de quince ataques por mes.

La investigación, que difunde esta semana la Universidad de Michigan en una de sus publicaciones, destacó que al concluir diez sesiones los participantes reportaron una disminución promedio de 37 por ciento en la intensidad del dolor.

Los efectos fueron acumulativos y se hicieron evidentes después de unas cuatro semanas de tratamiento, explicó en el artículo Alexandre DaSilva, profesor de la Escuela de Odontología de la UM y autor principal del estudio.

Los investigadores aseguran que son necesarias repetidas sesiones para revertir los cambios arraigados en el cerebro y relacionados con el sufrimiento crónico de migrañas.

En su análisis también rastrearon el flujo de corriente eléctrica a través del cerebro para entender cómo la terapia afectaba diferentes regiones.

Esto se logró con el uso de un modelo de alta resolución por computadora.

“Fuimos más allá de decir ‘bien, ésto funciona’. También mostramos cuáles áreas del cerebro posiblemente sean afectadas por la terapia”, dijo DaSilva.

Correctamente predijeron que la corriente eléctrica iría hacia donde la dirigían los electrodos colocados sobre la cabeza del paciente, pero la corriente también fluyó a través de otras regiones críticas del cerebro asociadas con la forma en que percibimos y modulamos el dolor.

“Antes se pensaba que la corriente eléctrica sólo iría a las áreas más superficiales de la corteza, pero encontramos que las áreas relacionadas con el dolor y más profundas en el cerebro pueden alcanzarse si la corriente usa nuestro protocolo”, agregó.

Otros estudios han demostrado que el estímulo de la corteza motora reduce el dolor crónico. Sin embargo, esta investigación proporcionó la primera prueba mecánica de que puede funcionar como una terapia continua de prevención en casos complejos de migraña crónica en los cuales los ataques son más frecuentes y resistentes a los tratamientos convencionales.