Una muerte sin esclarecer

Fernando Domínguez Valdivia murió el 4 de marzo en un hospital adonde fue llevado unos tres meses después de haber sido detenido por ICE.
Una muerte sin esclarecer
El funeral de Fernando Domínguez Valvidia, el mes pasado en Montebello. El hombre murió en marzo bajo custodia de ICE.

La salud de Fernando Domínguez Valdivia empeoró tanto durante los tres meses que estuvo en custodia de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), que tuvo que ser trasladado a un hospital, donde murió por causas que aún no están claras para su familia.

De 58 años de edad, Domínguez murió el 4 de marzo en el Victor Valley Community Hospital, en Victorville, a donde había sido trasladado 17 días antes (el 16 de febrero) para ser tratado de una neumonía.

En un comunicado tras la muerte ICE informó que según registros médicos, la víctima tenía un historial de problemas del corazón.

Sin embargo, la madre y el hermano dudan del dicho oficial porque Domínguez siempre contó con buena salud.

Domínguez era residente de Montebello y fue detenido el 23 de noviembre por la Policía de Rialto cuando deambulaba por una calle en aparente estado de ebriedad. Al día siguiente fue entregado a las autoridades de inmigración al resultar que no tenía documentos y contaba delitos menores pendientes, por lo cual fue puesto en proceso de deportación.

Pero en menos de dos meses de estancia en el Centro de Detención de Adelanto, en el Condado de San Bernardino, Domínguez cayó en grave estado de neumonía.

Cuando su madre, Juana López, fue a visitarlo el 25 de febrero, Domínguez estaba prácticamente en coma, conectado a un respirador artificial.

“Los guardias que lo cuidaban me dijeron que debía dar la orden de desconectarlo, y yo les pedí que se salieran, porque era mi hijo, y ellos no tenían derecho de decirme eso”, comentó López frente al féretro de su hijo el día del funeral, el mes pasado.

El hermano, Reyes López, dijo que un agente de ICE llamado Terry Nelson, le dijo que estaban dispuestos a retirar el proceso de deportación si la familia se hacía cargo del cuidado médico.

“Lo único que querían es que no se muriera a cargo de ellos, en el hospital también me recomendaron que lo desconectara”, dijo el hermano.

Virginia Kice, portavoz de ICE, explicó que durante la estancia de Domínguez en el hospital su condición empeoró cuando la infección se propagó a la sangre, lo que eventualmente resultó que varios órganos empezaran a fallar.

“Fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos y puesto en un respirador artificial”, señaló Kice. “El 4 de marzo el señor Domínguez empezó a tener problemas del corazón. Fue pronunciado muerto a las 5:30 de la mañana ese día”.

La causa oficial de la muerte se determinó por fallas en órganos múltiples.

Pero lo que aún tanto el hermano como la mamá no se explican, es por qué en tan poco tiempo estando en custodia de ICE la salud de su familiar empeoró tanto cuando toda su vida fue un hombre sano.

“Eso de que tenía problemas del corazón no lo creemos? sólo quieren lavarse las manos. Yo lo único que sé es que ICE me entregó a mi hijo muerto”, reclamó la mamá en medio del llanto.

“Lo que creemos es que no le dieron la atención adecuada, dicen que en esas celdas los mantienen con una temperatura muy fría, desde que lo vimos en corte [el 6 de enero] ya se veía muy mal, como que no estaba en sus cinco sentidos”, agregó el hermano.

La familia prepara una demanda legal por lo que consideran negligencia de quienes lo custodiaban y a su entender no le ofrecieron atención médica oportuna.

La muerte de Domínguez es la sexta que se registra de un detenido en custodia de ICE en sólo cinco meses.