Papa ordena investigar filtraciones del ‘Vatileaks’

Estableció una comisión especial para encontrar el origen de las fugas de información.
Papa ordena investigar filtraciones del ‘Vatileaks’
Benedicto XVI.
Foto: EFE

Ciudad del Vaticano (Notimex).- El Papa Benedicto XVI ordenó el establecimiento de una comisión especial investigadora para esclarecer el origen de las filtraciones de documentos reservados que desataron el escándalo bautizado como “Vatileaks”.

Según informó este día la Secretaría de Estado, la oficina de política interna y externa de la Sede Apostólica, el organismo está conformado por tres purpurados: Julián Herranz, responsable de presidirlo, Josef Tomko y Salvatore De Giorgi.

En una breve nota precisó que el grupo deberá realizar una “investigación autorizada” sobre la reciente publicación, en los periódicos, la televisión y en otros medios de documentos cubiertos por el secreto de oficio.

Agregó que la Comisión Cardenalicia se constituyó el 24 de abril pasado, para establecer el método y el calendario de trabajo.

El “Vatileaks”, bautizado así por el mismo vocero de la Sede Apostólica Federico Lombardi, surgió a mediados de enero cuando un programa italiano de televisión difundió algunas cartas del actual nuncio apostólico en Washington, Carlo María Viganó.

Las misivas fueron escritas en 2011 cuando su autor se desempeñaba como secretario de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano.

En las mismas el prelado se quejó directamente con el Papa Benedicto XVI y también con el cardenal Tarcisio Bertone, el secretario de Estado del Vaticano, de supuestas presiones ejercidas en su contra por personalidades de la Curia Romana y externas.

De los textos surgió un panorama de supuestas intrigas, corrupción y tráfico de influencias en el manejo de las licitaciones para la asignación de obras y servicios comprados por las autoridades vaticanas.

El contenido de esos documentos fue firme y repetidamente negado por diversas autoridades de la Sede Apostólica, quienes minimizaron los relatos de Viganó.

A esas primeras filtraciones sucedieron otras que incluyeron escritos reservados sobre la situación financiera del Instituto para las Obras de Religión (conocido coloquialmente como el “banco vaticano”) así como un texto que refirió una supuesta amenaza a la vida del Papa.

Adicionalmente se sumó una nota confidencial del vocero Federico Lombardi sobre el estado de las pesquisas por la desaparición de una joven de ciudadanía vaticana hace ya casi 30 años.

Ya el 16 de marzo pasado el “número tres” del Vaticano y sustituto para los Asuntos Generales, Angelo Becciu, había anunciado una investigación escrupulosa y a todo campo para identificar a los autores de la fuga de memorandos confidenciales.

Entonces, en una entrevista al diario vaticano “L’Osservatore Romano”, el prelado arremetió contra quienes con “deslealtad y cobardía”, aprovecharon una situación de privilegio para publicar informes que estaban obligados a mantener en reserva.

“Por eso la Secretaría de Estado ha dispuesto una cuidadosa investigación que involucra a todos los organismos de la Santa Sede: a nivel penal, conducida por el promotor de justicia del Tribunal Vaticano, y a nivel administrativo desarrollada por la misma secretaría”, apuntó.