Cerco para corporaciones

Las corporaciones de fuera del estado que han encontrado una mina de oro en el gran mercado que representa California, podrían verse obligarlas a pagar la proporción justa de impuestos que les corresponden de acuerdo a sus ventas millonarias en el estado como lo hacen las empresas aquí instaladas.

El Senador Kevin de León (R), es copresidente honorario de la campaña a favor de la medida.
El Senador Kevin de León (R), es copresidente honorario de la campaña a favor de la medida.
Foto: Archivo La Opinión

SACRAMENTO.- Las corporaciones de fuera del estado que han encontrado una mina de oro en el gran mercado que representa California, podrían verse obligarlas a pagar la proporción justa de impuestos que les corresponden de acuerdo a sus ventas millonarias en el estado como lo hacen las empresas aquí instaladas.

Una coalición de ambientalistas agrupados bajo el nombre “Californianos por el cierre de la laguna fiscal de las corporaciones de fuera del estado”, lograron conseguir y presentar 955,000 firmas para poner una medida en la boleta electoral de noviembre que permitirá que sean los votantes quienes tengan la última palabra.

La medida necesitaba 555,236 firmas para calificar.

Actualmente las compañías tienen dos formas de pagar impuestos: una con base en las ventas que hacen en California; otra de acuerdo con las propiedades, ventas y nómina. La medida eliminaría esta última opción.

“Los beneficios para California serían mil millones de dólares (en los primeros cinco años), la creación de 52,000 empleos en proyectos de modernización en edificios públicos para conservación de energía, y mucho dinero para las escuelas de California que desesperadamente necesitamos”, explicó el empresario y filántropo Tom Steyer, dirigente de la coalición ambientalista.

Para los latinos, la principal minoría del estado, el impacto sería directo en educación, empleos y medio ambiente con los mil millones de dólares que se planean obtener de las compañías de fuera.

“Los latinos han sido los más afectados con el alto desempleo y la crisis financiera en California, y nuestra meta con los ahorros obtenidos al cerrar esa laguna fiscal es no sólo ponerlos de regreso a trabajar sino invertir en nuestras escuelas públicas”, sostuvo el senador demócrata de Los Ángeles, Kevin de León, copresidente honorario de la campaña a favor de la medida.

“La realidad es que a nivel estatal, casi 43% de todos los niños en San Francisco, San José, San Diego, todo son latinos”, subrayó.

Y como la medida llamada Acta de Empleos de Energía Limpia de California planea con los ahorros obtenidos desarrollar proyectos de modernización de conservación de energía se estará también reduciendo los gases que provocan el calentamiento global. “Digo esto porque estudio tras estudio el grupo que más apoya las políticas ambientalistas son los latinos”, completó De León.

Si es aprobada por los votantes, California se unirá a Michigan, Nueva York, Illinois y más de 15 estados en la nación que han cerrado el vacío fiscal para las empresas de fuera.

Pero la pelea entre hoy y el día de la elección en noviembre no será fácil. “Sabemos que quienes van a pelear van a ser de fuera del estado para preservar su injusta ventaja sobre California; así que necesitamos estar bien organizados y financiados para que los ciudadanos entiendan bien que es acerca de los empleos y proteger a los negocios de California”, agregó Stetyer.

Medidas similares para cerrar esa fisura corporativa incluyendo una del senador De León han fracasado tres veces en la legislatura debido a que no han tenido los votos republicanos para aprobarlo.

El grupo que se opone a la fórmula de pago de impuestos en base a las ventas hechas en el estado está integrada por Chrysler, General Motors, International Paper, Kimberly-Clark y Procter & Gamble.

Mitch Zak, portavoz de la coalición opositora Empleadores de California contra Impuestos Altos dijo que la iniciativa empeoraría el clima antinegocios de California.