Gwynn guía a los Dodgers

Con su sencillo rompe empate y LA lleva tres triunfos al hilo

Tony Gwynn Jr. disparó hit que desniveló la pizarra en el octavo inning y los Dodgers vencieron por 2-1 a los Rockies de Colorado, anoche, en el Dodger Stadium de esta ciudad.

El sencillo que pasó sobre la cabeza del paracorto Troy Tulowitzki se trajo a home a James Loney para que los angelinos amanecieran hoy como el equipo con el mejor récord de las Grandes Ligas (22-11).

Fue el tercer triunfo seguido para los Dodgers que ocupan la punta de la División Oeste de la Liga Nacional.

Aaron Harang (2-2) tiró ocho entradas en las que permitió una carrera y cuatro hits para llevarse el triunfo.

Kenley Jansen sacó los tres outs del noveno para acreditarse su tercer rescate.

Perdió el relevista Josh Outman (0-1), quien fue víctima del hit dorado de Gwynn.

Los Dodgers tomaron la delantera en el quinto inning con sencillo productor del dominicano Juan Uribe, pero los Rockies empataron en el séptimo con jonrón de Tyler Covin.

El hit de Uribe impulsó a Andre Ethier.

El jardinero de los Dodgers, Juan Luis Rivera, tiene un tendón roto en el muslo izquierdo y podría estar fuera hasta dos meses, dijo la fisioterapista del equipo, Sue Falsone.

Rivera, que había sido obstaculizado por los problemas de los músculos durante semanas, sintió un chasquido cuando se deslizó en la tercera base en el juego de la noche del pasado martes.

Al día siguiente (miércoles pasado), el toletero derecho venezolano fue colocado en la lista de inhabilitados.

Rivera tiene una ruptura justo donde se inserta el tendón en la rodilla.

Falsone comentó que es una lesión poco común en el beisbol y hay un debate médico si una cirugía es la apropiada en este caso.

La fisioterapista dijo que el tendón bueno a veces los cirujanos que realizan la cirugía llamada “Tommy John” lo utilizan como un reemplazo de ligamento del codo debido a que otro también lleva a cabo del tendón del músculo bíceps femoral en su lugar.

“Muchas veces funciona esta intervención”, manifestó Falsone.

“Vamos a volver a evaluar después de dos semanas y ver donde estamos”, dijo Falsone. “[Rivera] hizo algunos ejercicios el viernes y no sintió dolor”, agregó.

“En el mejor de los casos, él podría estar listo para volver en 15 días, pero no creo que eso es lo que estamos viendo”, subrayó Falsone.

“En el peor de los casos es de seis a ocho semanas. Lo que puedo asegurar es que él va a volver a jugar esta temporada”, dijo la fisioterapista en jefe de los Dodgers.

El mánager Don Mattingly calificó la lesión como “lo suficientemente grave” y “no sólo una simple dolencia”.

Mattingly agregó que el también venezolano Bobby Abreu sería el principal reemplazo de Rivera en los jardines.

Sin embargo, el piloto señaló que “no lo veo como la solución para todos los días” porque no quiere “correr el riesgo de desgastarlo”.

Abreu fue firmado recientemente por los Dodgers luego de haber sido dado de baja por los Angels de Los Ángeles.