Piden el fin del acoso político en Venezuela

Diputada exige a Hugo Chávez poner fin a esa ‘oscura etapa’
Piden el fin del acoso político en Venezuela
El Presidente de Venezuela, Hugo Chávez.
Foto: AP

CARACAS, Venezuela (Notimex).— La diputada venezolana al Parlamento Latinoamericano (Parlatino), la opositora Delsa Solórzano, pidió ayer al presidente Hugo Chávez que ponga fin a la “oscura etapa” de persecución política que —asegura— existe en Venezuela.

“El gobierno del presidente Hugo Chávez debe poner fin a esta oscura etapa de prisión y persecución política en el país”, precisó en diálogo con Notimex la legisladora del capítulo venezolano en el Parlatino.

Solórzano, coordinadora de la Comisión de Derechos Humanos de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), aseguró que “en las cárceles venezolanas existe una treintena de presos políticos que claman porque se haga justicia”.

Indicó que “hoy [ayer], cuando en Venezuela se celebra el Día de las Madres, las mujeres venezolanas nos solidarizamos con los familiares de presos políticos del régimen y condenamos una vez más la etapa oscura que atraviesa el estado de derecho en Venezuela”.

Enfatizó que desde hace 13 años los operadores de justicia vinculados con los intereses del Gobierno controlan el ingreso, ascenso y permanencia de los jueces en el Poder Judicial, por lo que la impunidad en este país sudamericano “campea a sus anchas”.

Puso como ejemplo el caso “emblemático” de la jueza María Teresa Afiuni, quien permanece presa desde 2009 supuestamente por órdenes de Chávez tras haberle concedido la libertad provisional a un banquero, conforme a lo establecido en la legislación local.

Explicó que la doctora Afiuni padece un cáncer de mama y se le ha prohibido desde tratar su enfermedad hasta tomar el sol, además de ser “víctima permanente de maltratos y humillaciones por parte de altos funcionarios del Gobierno y de su personal de custodia”.

“Por ello, las mujeres venezolanas lanzamos hoy al mundo nuestra protesta por esta injusticia cometida por el régimen de Hugo Chávez contra una mujer, contra una madre que estoicamente ha soportado toda suerte de torturas y barbaridades”, subrayó Solórzano.

La legisladora afirmó que mientras los órganos del sistema de justicia penal dedican buena parte de sus acciones a la persecución y a la prisión de la disidencia, se deja de procesar a delincuentes que a diario cometen homicidios, secuestros y robos.

Solórzano comentó que, “en Venezuela, los jueces antes de dictar una sentencia deben consultarla con Miraflores [sede del Poder Ejecutivo], y en caso contrario son destituidos de sus cargos y tildados de traidores a la patria”.

“En los casos de los presos políticos se evidencia una total carencia de sustento jurídico y a menudo son tratados por el propio jefe de Estado como opositores, asesinos, golpistas, entre otros calificativos. Es decir hay una ausencia de justicia”, sentenció.