Gobierno ofrece ayuda

Gobierno de México ofrece ayuda a los hermanos sentenciados a la horca

MÉXICO, D.F.- El Gobierno de México apoyará la apelación sobre la decisión de una corte de Malasia de declarar culpables a los ciudadanos mexicanos José Regino, Luis y Simón González Villarreal de los delitos vinculados al tráfico de drogas cuya pena es la horca.

“La cancillería ha tomado nota”, dijeron fuentes de la dependencia que posteriormente confirmó en un comunicado. “A lo largo del proceso jurídico se brindó la asistencia jurídica correspondiente a través de la Embajada de México en Malasia, misma que continuará en la apelación”.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) reiteró “su compromiso” de brindar asistencia y protección consular a los mexicanos en el exterior, a fin de que sus derechos no sean vulnerados, “sin prejuzgar los cargos que se les imputen”.

Los hermanos González Villarreal, oriundos de Sinaloa (noroeste), fueron sentenciados por producción, manufactura y trasiego de droga con la intención de distribución en el país asiático.

La pena capital podría cumplirse en uno o dos años. “Serán colgados hasta que mueran”, dijo el juez Mohamed Zawawi, quien dio a conocer la decisión.

El abogado de los sentenciados, Kitson Foong, sostuvo hasta el último momento que las pruebas tomadas de la fábrica de drogas “eran inconsistentes”; argumento que llevará también a la Corte de Apelaciones, donde el gobierno mexicano participará con la asistencia.

El caso judicial de los mexicanos se abrió en marzo de 2008, cuando las autoridades locales encontraron a los hermanos en la ciudad de Johor Baru en una bodega donde aparentemente guardaban sustancias para la elaboración de drogas sintéticas.

José Regino, Luis y Simón – de 44, 37 y 34 años respectivamente- han argumentado que sólo se encontraban en el lugar en labores de limpieza en el lugar donde además había 29 kilos de metanfetaminas.