Pruebas de doble filo para Zimmerman

Demuestran que Zimmerman y Martin estaban trenzados en una pelea sangrienta en el momento previo al disparo

Pruebas de doble filo para Zimmerman
A pesar del descontento de muchos un juez otorgó libertad bajo fianza a George Zimmerman pero no dio fecha para su salida.
Foto: EFE

Orlando, Florida.- Cuando George Zimmerman trate de convencer a un juez o a un jurado de que disparó contra el joven afroamericano Trayvon Martin en defensa propia, las pruebas que podrá esgrimir parecen un arma de doble filo.

Más de 200 páginas de fotos y versiones de testigos difundidas por la fiscalía demuestran que Zimmerman y Martin estaban trenzados en una pelea sangrienta en el momento previo al disparo y que Zimmerman parecía llevar la peor parte, con heridas en la cara y la nuca.

Pero el detective principal al principio de la investigación supuso que Zimmerman provocó la pelea al bajar de su vehículo para enfrentar a Martin ”que no estaba haciendo nada malo” y que pudo haber calmado la situación diciéndole al adolescente que era un voluntario vecinal y tratando de hablar con él. Supuso además que Zimmerman no podía invocar legalmente la ley de la Florida de defensa propia y que debía ser acusado de homicidio.

El fiscal original en el caso aceptó la declaración que hizo Zimmerman de la ley después del incidente del 26 de febrero, pero un fiscal especial lo rechazó y acusó a Zimmerman de asesinato en segundo grado. El acusado se declaró inocente, está libre bajo fianza y al parecer oculto.