“Beryl” pierde sus características tropicales

Continuará arrojando intensas lluvias y una fuerte marejada.

Guía de Regalos

“Beryl” pierde sus características tropicales
Tocó tierra el domingo en la noche cerca de Jacksonville Beach, en el noreste del estado de Florida.
Foto: EFE

Miami (EE.UU.),(EFE).- La depresión tropical “Beryl” perdió ayer sus características tropicales en el sureste de Estados Unidos, pero continuará arrojando intensas lluvias y causará una fuerte y peligrosa marejada, según los pronósticos de los meteorólogos.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami, informó que “Beryl” es “ahora un sistema post-tropical” con vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora.

El sistema se encontraba a las 21.00 GMT de en la latitud 34.9 grados norte y 76.1 grados oeste, a 65 kilómetros al oeste-suroeste de Cabo Hatteras, en el estado de Carolina del Norte, y se desplaza rápidamente a 33 kilómetros por hora hacia el este-noreste.

El CNH advirtió que fuertes ráfagas aisladas son posibles a lo largo de la costa de Carolina del Norte, además de peligrosas resacas en esa zona y en el sureste de Virginia.

El sistema también seguirá arrojando intensas lluvias en el extremo noreste de Carolina del Norte y en el sureste de Virginia.

“Beryl” se transformó en la segunda tormenta tropical de la temporada de huracanes en la cuenca atlántico el fin de semana pasado.

Tocó tierra el domingo en la noche cerca de Jacksonville Beach, en el noreste del estado de Florida, con vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora y dejó al menos 200,000 usuarios sin electricidad.

Los meteorólogos dijeron que es la primera vez que una tormenta con esa intensidad toca tierra en mayo en Estados Unidos.

La primera tormenta del Atlántico fue “Alberto”, que se formó el 19 de mayo.

Ambas se formaron antes de que comience la temporada de la cuenca atlántica, que inicia el próximo 1 de junio y se prolonga hasta el 30 de noviembre.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EE.UU. (NOAA, por su sigla en inglés) prevé que será una temporada “cerca de lo normal”, con la posible formación de entre nueve y quince tormentas tropicales, de las que entre cuatro y ocho se transformarían en ciclones.

De esos ciclones, entre uno y tres serían categoría 3, 4 y 5, las mayores en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de 5.