Feliz liberación del reportero francés

Roméo Langlois pasó más de un mes en poder de las FARC

Guía de Regalos

Feliz liberación del reportero francés
Roméo Langlois (cen.), escoltado por rebeldes de las FARC , ayer.
Foto: AP

BOGOTÁ, Colombia (EFE).- La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos y la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) se congratularon ayer con la puesta en libertad del periodista francés Roméo Langlois, tras permanecer más de un mes en poder de las FARC.

“Nos alegra que Roméo Langlois esté libre, sano y salvo. Insistimos en que llegar a la paz es una necesidad y una obligación. El conflicto armado provoca muchas violaciones”, dijo Todd Howland, representante en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Langlois, quien permaneció 33 días en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fue entregado este miércoles a una misión humanitaria en la pequeña localidad de San Isidro, en el sureño selvático departamento del Caquetá.

La misión estaba integrada por el emisario del Gobierno francés, Jean-Baptiste Chauvin; la exsenadora colombiana Piedad Córdoba; y el delegado del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Jordi Raich.

“Todos los seres humanos tienen derechos, y sus derechos deben ser respetados. Reiteramos que es obligación de los grupos armados respetar los derechos humanos y liberar sin condiciones a todas las personas que se encuentren en su poder”, añadió Howland.

Y puntualizó en que el Gobierno “tiene obligaciones no solo de respetar, sino de proteger a quienes están en su territorio y crear condiciones donde todos pueden gozar de sus derechos”.

La FLIP, por su parte, agradeció “la disposición del CICR, de la exsenadora Piedad Córdoba y de Chauvin (…) por facilitar la liberación”.

Langlois, corresponsal de la cadena de televisión France 24 y el diario Le Figaro, cayó en poder del frente 15 de las FARC cuando acompañaba una operación contra el narcotráfico en el Caquetá.

El reportero realizaba un documental sobre narcotráfico en Colombia.

La FLIP indicó que lo sucedido con Langlois “debe servir para reflexionar sobre las condiciones de seguridad y protección con que trabajan los periodistas que cubren temas del conflicto armado en Colombia”.

Asimismo, invitó “a que los reporteros continúen con esa importante y gallarda labor de informar sobre un tema que es trascendental para el país”, y solicitó “a todos los actores armados a respetar el trabajo que hace la prensa”.