Bradley llega con todo

El entrenador del púgil estadounidense aseguró que no será sorpresa si el filipino visita la lona en la pelea por el título mundial welter.
Bradley llega con todo
El michoacano Joel Díaz, entrenador del púgil estadounidense Timothy Bradley, aseguró que su pupilo “viene con malas intenciones”.
Foto: AP

Las Vegas, Nv. (Notimex).- El michoacano Joel Díaz, entrenador del púgil estadounidense Timothy Bradley, aseguró que su pupilo “viene con malas intenciones” contra Manny Pacquiao y no será sorpresa si el filipino visita la lona en la pelea por el título mundial welter de la OMB.

“En la historia del boxeo siempre hay muchas sorpresas, pero no vienen muy seguido. Nosotros estamos tras eso este sábado. Listos para dar la sorpresa de la década, al 100 por ciento para dar la pelea de la vida”, comentó Díaz.

Originario de Jiquiquilpan, Michoacán, y radicado en Indio, California, el exboxeador ahora convertido en entrenador indicó que su pupilo se preparó dos meses para el esperado combate ante el ídolo asiático este sábado en el casino MGM Grand.

“Bradley tiene hambre y no tiene en su mente perder esta pelea. Vamos a hacer una pelea estratégica donde Pacquiao se va a frustar, Timothy hará ajustes, le vamos a ganar con velocidad y cuando Manny no tenga fuerzas, lo vamos a presionar y ganar”, dijo.

Díaz consideró que en la anterior salida al ring de Pacquiao contra el mexicano Juan Manuel Márquez en noviembre pasado, el “azteca” hizo lo suficiente para ganar la pelea, “no se la dieron los jueces, pero la clave es el contragolpe y usar la derecha para derrotar al filipino”.

El mánager no cae en exceso de confianza, “nos preparamos para un Manny que no quiere perder, a nosotros no nos distrae nada. Nos preparamos para arrancar la cabeza a Manny”.

El entrevistado destacó que en la preparación de Bradley en un gimnasio en Indio, California, contó con la ayuda de Luis Ramos, Oscar Andrade y Marvin Quintero, “tuvo sparrings rápidos y zurdos y está listo para subir al ring y dar la gran sorpresa”, finalizó.