Tras lío con Servicio Secreto, prostituta cambia de vida

Dania Londoño rechazó medio millón de dólares para protagonizar una película pornográfica
Tras lío con Servicio Secreto, prostituta cambia de vida
Dania Londoño quiere ayudar a otras prostitutas que quieran dejar ese tipo de trabajo.
Foto: Archivo

Bogotá, 6 de Junio – La colombiana Dania Londoño, en el centro de un escándalo sexual en el que están envueltos varios agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos, se propone dedicar una parte del dinero que está ganando con su historia a crear una fundación de ayuda a mujeres que quieran dejar la prostitución.

“La fundación va a tener sede en Bogotá, pero podría funcionar en cualquier parte y Dania va a destinar a ella parte (del dinero) que recibe y ha recibido” por derechos de explotación de una historia sobre su vida, dijo hoy a Efe una fuente de la oficina de su abogado.

La fuente de la firma De la Espriella Lawyers Enterprise Consultorías y Servicios Legales Especializados confirmó que Londoño ha suscrito contratos con una productora de televisión para la realización de una serie sobre su vida, con una revista para adultos y con una editorial internacional.

Parte de las ganancias quiere dedicarlas a una fundación “que va a ofrecer capacitación y oportunidades laborales para mujeres que quieren salir de ese tipo de trabajo. Recibirán, además, asesoría sicológica y médica. Será un proceso completo”, indicó la fuente.

Además, rechazó una oferta de medio millón de dólares de la empresa estadounidense Vivid Entertainment para protagonizar una película pornográfica, “precisamente porque ha iniciado una nueva vida”, agregó la fuente.

La colombiana ejercía la prostitución en Cartagena cuando el pasado mes de abril saltó el escándalo por un altercado y una denuncia que presentó contra un agente del servicio secreto de EE.UU. que se encontraba en esa ciudad con motivo de la visita del presidente Barack Obama para asistir a la Cumbre de las Américas.

Según Londoño, el agente había contratado sus servicios y se la llevó a su hotel, pero a la mañana siguiente no quiso pagar la suma pactada.

El escándalo salpicó a otros agentes estadounidenses e incluso llegó al Congreso de EE.UU. que investiga lo ocurrido y si hubo riesgo para la seguridad del presidente.

La oficina de abogados de Londoño ha tenido contacto con responsables de la investigación por el escándalo del Servicio Secreto y con el senador estadounidense Kevin Gundersen, de la comisión que indaga ese caso, confirmó la fuente a Efe.

“Hasta ahora se ha comunicado con nosotros este congresista (Gundersen), pero Dania no ha sido citada todavía a declaración alguna. Ha sido un contacto para establecer comunicación con ella”, explicó la fuente.

El pasado 23 de mayo el director del Servicio Secreto de EE.UU., Mark Sullivan, dijo ante el Congreso que el comportamiento de los agentes implicados “no es algo habitual” y no es acorde con “el alto nivel ético” exigido a los miembros de ese departamento.

En cuanto al peligro de la situación en Cartagena, Sullivan aseguró que, tras haber entrevistado a todas las prostitutas implicadas menos a dos, puede garantizar que las mujeres no pertenecen a ningún grupo terrorista como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) o a servicios secretos de otro país.

Nueve de los agentes investigados han sido apartados del servicio, además, las autoridades están investigando a tres empleados de la Agencia Estadounidense Antidroga (DEA).