Apoyo masivo a monja censurada por El Vaticano

El libro de la hermana Margaret Farley se sigue vendiendo como pan caliente a pesar de las advertencias de la iglesia en su contra

Washington, 7 de Junio – La Conferencia por la Ordenación Sacerdotal de Mujeres de Estados Unidos se solidarizó con la monja Margaret Farley, autora de un libro sobre ética sexual que ha sido criticado por el Vaticano pero se vende cada vez más.

Apenas días después de que la Congregación para la Doctrina de la Fe indicara que “Just Love- A Framework for Christian Sexual Ethics” no coincide “con la auténtica teología católica”, la obra publicada en 2006 sigue subiendo en la lista de libros más vendidos.

Hoy, cuando el Vaticano ha advertido además de que los católicos no deberían usar ese texto, el libro, que estaba el lunes en el lugar 96 de la lista de más vendidos de Amazon.com. ha subido al puesto 16 y está en cabeza en la categoría de teología.

La notificación de la Congregación “es profundamente inquietante para los católicos y académicos que estiman a la hermana Margaret como una prominente experta en ética y académica profética de nuestro tiempo”, señaló un comunicado de la conferencia.

Esa agrupación, que tiene unos 10,000 miembros, promueve la ordenación sacerdotal de las mujeres y su portavoz Erin Saiz Hanna dijo a Efe que en todo el mundo hay unas 130 sacerdotisas católicas y casi un centenar de ellas en Estados Unidos.

“La censura innecesaria del libro por parte de la Congregación no socavará la riqueza de entendimiento aportado por Margaret ni desacreditará las contribuciones del libro a la comprensión de nuestros cuerpos, géneros y sexualidades”, añadió Saiz Hanna.

Farley, que presidió la Sociedad Teológica Católica de Estados Unidos y es una académica premiada, señaló tras la notificación del Vaticano que “el libro no tuvo la intención de ser una expresión de las enseñanzas oficiales actuales de la Iglesia, ni apuntó específicamente contra esas enseñanzas”.

Según el Vaticano, en su libro Farley perdona la masturbación y la homosexualidad aunque, según la doctrina oficial de la Iglesia Católica la primera “es una acción intrínseca y gravemente perniciosa” y los actos de los homosexuales son “gravemente depravados”.

Farley es miembro de la Congregación de las Hermanas de la Merced y docente en la Escuela Yale de Divinidad, y la censura de su libro ocurrió pocas semanas después de que la Congregación para la Doctrina de la Fe emitiera una severa reprimenda a la Conferencia de Liderazgo de Religiosas, que agrupa al 80% de las religiosas católicas en EE.UU.

El Vaticano sostiene que las religiosas católicas en EE.UU. se enfocan más en la justicia social que en otros asuntos como el aborto y la homosexualidad.