Celebran acuerdo de Carlos Montes con fiscalía

El acuerdo fue logrado por el activista Carlos Montes con la fiscalía de Los Ángeles.
Celebran acuerdo de Carlos Montes con fiscalía
A su salida de la Corte Superior de Los Ángeles Montes saluda a quienes lo apoyan.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión - .

Los Ángeles (EFE).- Diferentes grupos defensores de los derechos humanos participarán en una fiesta el próximo 23 junio para celebrar el acuerdo logrado por un activista chicano con la fiscalía, que lo libró de la posibilidad de ir a la cárcel.

La Comisión de Los Ángeles para Detener la Represión del FBI, una organización no lucrativa, ha organizado la celebración por el acuerdo logrado por el activista Carlos Montes con la fiscalía de Los Ángeles, que le evitó tener que enfrentar un juicio al ser acusado de cometer varios delitos graves.

Dos semanas antes de la fecha prevista para el inicio del juicio, Montes, su abogado Jorge González y el fiscal Mario Haidar, lograron un acuerdo por el cual la fiscalía retiró la acusación por tres delitos graves y el activista se declaró culpable de un delito de perjurio.

Como consecuencia Montes, de 64 años, fue condenado el martes a tres años de libertad condicional y 180 horas de servicio comunitario.

Montes, de 64 años, un prominente defensor de los derechos civiles, del movimiento chicano y líder comunitario desde 1968 fue acusado de cuatro delitos graves con referencia a la compra de un arma hace ya varios años y que incluyen porte ilegal y perjurio.

Sin embargo, sus seguidores alegan que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) lo persigue por su activismo contra la guerra y por organizar una protesta en 2008 durante la Convención Republicana en St. Paul, Minesota.

Según señaló Mick Kelly, portavoz de la Comisión, el arreglo fue el resultado de la presión de más de 4,000 llamadas y comunicados enviados a la fiscalía desde todo el país.

Kelly recalcó que se trata de “una victoria del movimiento contra la represión política de las autoridades”.

El 17 mayo de 2011 agentes del Departamento del Alguacil del Condado de Los Ángeles y del FBI allanaron la residencia de Montes, cofundador de la Coalición de Inmigración del Sur de California, donde confiscaron computadoras, teléfonos celulares y documentos.

A raíz del registro de su vivienda, el activista fundó el Comité para Detener la Represión del FBI y sus defensores alegan que los cargos contra el dirigente están ligados al arresto de varios otros organizadores en Chicago y Mineápolis en 2010.

El activista, cofundador de los Brown Berets en 1967, ayudó a organizar la Moratoria Chicana contra la guerra de Vietnam en 1970 y es uno de los líderes reseñados en la película “Walkout” de HBO, sobre el movimiento chicano en Los Ángeles.