Celebran en Chicago fin de deportaciones de estudiantes

Grupos proinmigrantes aseguran que la decisión es una victoria para “soñadores”

Chicago – Grupos proinmigrantes de Illinois celebraron hoy como “una ardua victoria para más de un millón de jóvenes” la decisión del presidente Barack Obama de suspender las deportaciones de los llamados “soñadores”.

“Es un momento de orgullo en la larga historia de bienvenida a los inmigrantes a este país”, dijo en una declaración la Coalición de Illinois para los Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR).

Según la coalición, Obama demostró claramente “su compromiso con el uso de su poder ejecutivo para asegurar que las leyes migratorias se cumplan equitativamente”.

Por su parte, el Centro Nacional de Justicia Inmigrante de Chicago (NIJC) “aplaudió a los jóvenes valientes que lucharon durante años para convencer al Presidente para que usara su poder ejecutivo para proteger a los inmigrantes nacidos en los Estados Unidos, y que contribuyen con nuestra sociedad”.

“Hoy las familias inmigrantes han renovado su sentido de dignidad”, dijo Mary Meg McCarthy, directora ejecutiva del centro en un comunicado.

Lawrence Benito, director ejecutivo de ICIRR, dijo que “la victoria de hoy tiene muchos padres”.

Destacó al presidente Obama, “que apoyó los principios de la unidad familiar”, y a cientos de miles de jóvenes y sus aliados “que salieron valientemente de las sombras para combatir la injusticia”.

“Todos debemos estar muy orgullosos de la decisión de hoy del Presidente, a favor del sueño americano”, agregó.

La coalición afirma que el liderazgo de Obama contrasta con los republicanos en el Congreso, “que han estancado la Dream Act”, y con el esfuerzo de gobernadores y legisladores republicanos en estados como Alabama y Georgia, “que abrazaron las leyes anti-inmigrantes estilo Arizona que persiguen a la gente por el color de su piel”.

ICIRR afirma en su declaración que “lo de hoy es el comienzo”, y que trabajará con el Gobierno para asegurar que los anuncios del Presidente “sean implementados de manera rápida y total”.

El NIJC, por su parte, señaló que el anuncio de hoy “no repara completamente nuestro sistema migratorio disfuncional”, y exhortó al Congreso a que apruebe la reforma migratoria.