Celebran suspensión de deportación de ‘soñadores’

La medida no es de aplicación general automática, sino que cada caso será estudiado individualmente

Celebran suspensión de deportación de ‘soñadores’
Jóvenes 'soñadores' escucharon en Houston el anuncio del presidente Obama.
Foto: Gustavo Rangel / Rumbo

Aplaudieron, sonrieron y algunos lloraron cuando escucharon al presidente Barack Obama anunciar que el gobierno dejará de deportar a los jóvenes que podrían verse beneficiados con el Proyecto de Ley del Sueño (Dream Act).

Decenas de jóvenes houstonianos que apenas ayer vivían con el temor de la deportación hoy respiran con alivio.

“Hoy es un gran día para todos los que hemos estado viviendo con la sombra de la deportación todos los días, es una luz de esperanza que nos da una ilusión de poder ver un futuro más prometedor”, dijo Mauro Arboleta, que se encuentra luchando por no ser deportado a su natal Colombia.

Los ‘soñadores” houstonianos que llegaron a escuchar el anuncio del presidente en el Centro Comunitario Baker Ripley en el suroeste de la Houston aplaudieron cuando el mandatario dijo que “estos jóvenes son americanos en sus corazones, en sus mentes, excepto en papel”.

“Mis padres me trajeron a este país cuando tenía siete años y aunque mi madre me decía que yo tenía que luchar más fuerte que los estudiantes que nacieron aquí en los Estados Unidos nunca me imaginé lo complicada que iba a ser poder educarme”, comentó Michelle Bendaño Ortega, estudiante de sicología en la Universidad de Houston.

“El anuncio del presidente es algo victorioso pero tenemos que poner los pies en la tierra y entender que esto es algo temporal y que necesitamos seguir luchando para que se apruebe algo permanente”, agregó Bendaño.

La organización FIEL en Houston que dirige César Espinoza dijo que el anuncio le ofrece a los jóvenes que califican para beneficiarse del alivio administrativo la posibilidad de estudiar con tranquilidad y tener la oportunidad de trabajar luego de que se gradúen.

Espinoza también advirtió que el público no se deje engañar por personas que quieran aprovecharse de este anuncio.

“No contraten los servicios de abogados o notarios que les ofrezcan sus servicios para tramitar los permisos que van a ser otorgados por el gobierno porque todavía no sabemos cómo va a funcionar el proceso para tramitarlo”, dijo Espinoza.

La medida no es de aplicación general automática, sino que cada caso será estudiado individualmente por la autoridades de inmigración y no hay garantía de un fallo favorable. Pero sí es una enorme esperanza para miles de jóvenes.

Los ‘soñadores’ le restaron importancia a la crítica de republicanos que dicen que el anunció del presidente es una maniobra política ya que las elecciones se celebrarán en pocos meses.

“Nosotros hemos estado esperando que alguien hiciera lo correcto y hoy el presidente lo hizo”, dijo Espinoza.

La política de discrecionalidad en el caso de los jóvenes ‘soñadores’ anunciada por el gobierno federal indica que podrá suspenderse por dos años y darse permiso de trabajo a aquellos jóvenes indocumentados que hayan entrado al país antes de los 16 años y que tengan 30 años o menos en la actualidad, deberán además haber vivido en el país los cinco años anteriores a este anuncio y haber estado en el país al momento del anuncio, que estudian actualmente, se han graduado de high school u obtenido un certificado GED o han sido parte de las fuerzas armadas.

Además, deberán ser personas que no representen una amenaza a la seguridad del país que no hayan sido condenados por cargos penales graves.