Jóvenes celebran la decisión

El anunció del presidente Obama evitará la deportación de los jóvenes y les brindará el permiso para trabajar legalmente.

Jóvenes celebran la decisión
La nueva medida beneficiará a aproximadamente un millón de jóvenes menores de 30 años que viven en el país.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

El júbilo de cientos de jóvenes en Los Ángeles se dejó sentir desde muy temprano en la mañana por el anunció del alivio administrativo que el presidente Obama otorgará a cerca de un millón de jóvenes indocumentados. Esto evitará su deportación y les brindará el permiso para trabajar legalmente.

Esto le ha cambiado la vida radicalmente a Ricardo Muñiz, quien tenía que salir del país en el plazo de un mes o sería deportado.

“Llevaba más de cuatro años peleando mi caso de deportación, y casi toda una vida de vivir con miedo por no ser legal en este país”, dijo Muñiz, quien llegó de Michoacán, México, cuando tenía tan solo 7 años de edad. “Yo crecí aquí, mi familia esta asimilada a la vida estadounidense, yo soy americano”, expresó el estudiante de Negocios Internacionales del Colegio Comunitario de Fullerton.

“Mi amigo me envió un mensaje de texto con la noticia y no lo podía creer. Significa mucho para mi”, dijo el residente de Anaheim.

De la misma manera Neida Domínguez, una graduada de la Universidad de California Santa Cruz y residente de Pasadena, dijo no haber dormido desde que se enteró del anuncio del presidente. “No pude dormir y aún no lo puedo creer que por fin voy a vivir sin miedo y voy a poder cumplir todos mis sueños”, aseguró con voz quebrantada de la emoción la joven de 24 años, quien vino de Cuernavaca, México cuando tenia 9 años de edad.

“Se les está haciendo justicia a estos jóvenes que no pidieron venir de forma ilegal a este país. Ellos son americanos y merecen vivir sus sueños aquí”, expresó la abogada Jessica Domínguez, quien ha apoyado incansablemente a la organización de los “soñadores” en Los Angeles, We Dream Network, y a nivel nacional a través de la red United We Dream Network (UWD).

Entre cánticos de victoria como el legendario “¡sí se puede, sí se puede”, y el recién creado, “¡no más miedo a la deportación bajo la administración de Obama!”, los jóvenes celebraron este día crucial en sus vidas, pero dejaron en claro que su meta final es el camino a la legalización.

“Nuestro voto como latinos, vale mucho más que esto. El sueño no ha terminado aquí”, dijo Leslye Osegueda, una joven que ayer celebró el anuncio del presidente y su graduación de UCLA al mismo tiempo.

Líderes comunitarios como Angélica Salas, directora ejecutiva de de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA por sus siglas en inglés), celebró lado a lado con los jóvenes de Los Ángeles y de otras partes de California en la que se planeaba fuera una protesta en contra de las deportaciones, y que finalmente se convirtió en una celebración.

“Cuando uno gana lo primero que se debe hacer es defender la victoria, ya mismo, porque alrededor de este país ya hay gente en contra de la decisión del presidente. Y asegurarnos de que se implemente como debe ser”, advirtió Salas a los jóvenes indocumentados.

“Es nuestra responsabilidad que se beneficien de esta nueva política la mayor cantidad de gente posible”, agregó.

La abogada Domínguez explicó que esta nueva política migratoria beneficiará a entre 800,000 y un millón de jóvenes menores de 30 años, que llegaron a este país antes de cumplir los 16, que tengan una buena conducta moral y diploma de preparatoria o el equivalente.

El Secretario de Educación de los Estados Unidos, Arne Duncan, declaró su entusiasmo por esta política administrativa que asegura que “todos aquellos que residen en el país tengan acceso al sistema educativo estadounidense”.