La tecnología es clave para encontrar empleo

Los graduados se enfrentan a la nueva realidad económica
La tecnología es clave para encontrar empleo
Las empresas buscan gente con experiencia.
Foto: Archivo / La Opinión

Armado con un diploma de la Universidad Estatal de California en Chico que lo acredita con una licenciatura en artes y tecnología musicales, Germán N. Martínez llegó a Los Ángeles para estar cerca de Hollywood convencido de que aquí no tendría problema en hallar un empleo.

Martínez no ha recibido ni una sola oferta de trabajo en la industria de la música pese a haber sometido incontables solicitudes; en cambio, primero tuvo que trabajar como asistente en un gimnasio local y ahora en una tienda de venta de servicios telefónicos para poder subsistir.

Trabajando 30 horas a la semana vendiendo celulares mientras asistía a la universidad logró pagar sus estudios y salir con cero deuda. Dos años y medio después de haberse graduado debe 8 mil dólares en tarjetas de crédito y sigue vendiendo celulares.

En medio de su frustración, Martínez no está solo. Se estima que uno de cada dos jóvenes graduados de alguna universidad de cuatro años está desempleado o realizando algún trabajo no relacionado a su preparación.

En cambio, entre aquellos que sólo cuentan con una preparación técnica o han optado por carrera enfocada en las ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas, la tasa de desempleo es menos del 5%. “Las únicas ofertas que encuentro son haciendo servicio social sin paga, pero no puedo aceptarlos porque tengo que pagar mi renta, no puedo regalar mi trabajo”, dice Martínez. “A las compañías no les importa que tengas un título o no, quieren pagarte lo menos posible”.

Jorge Pérez Izquierdo, economista de Manpower, una compañía internacional proveedora de servicios y soluciones de fuerza laboral a empresas, con sede en Milwaukee, explica que “hay oportunidad de empleo y de buen salario” en industrias relacionadas con las ciencias, tecnología, ingeniería o matemática, o sea los llamados empleos ‘STEM, o en carreras técnicas como electricistas, plomeros soldadores o carpinteros. “Como sociedad hemos empujados carreras de cuatro años y tenemos jóvenes que se están graduando en arte o historia pero sin trabajo”, señala Pérez Izquierdo. “Dejamos de promocionar los buenos trabajos con carreras técnicas y ahora tenemos muchos estudiantes universitarios con carreras con las que no tienen una oportunidad real de encontrar un trabajo”.

De hecho, para el tercer trimestre del año un 21% de las empresas en el país –y un 17% en Los Ángeles- planean contratar, según la última encuesta sobre intención de contratación realizado por Manpower, pero para la mayoría de las vacantes se requiere personal con cierta capacitación técnica o para llenar puestos de mando medio.

“Durante la recesión, las empresas invirtieron en tecnología y la producción actual es más automatizada por lo que se requiere personal más capacitado”, señala Pérez Izquierdo. “Lo que estamos viendo es que las posiciones de producción que antes requerían sólo preparatoria ahora requieren cierta capacitación adicional”.

Según la Administración de Estadísticas Económicas del Departamento de Comercio, los trabajadores STEM son quienes están liderando la competitividad e innovación en el país al generar nuevas ideas, nuevas empresas y nuevas industrias. Sin embargo, con frecuencia los negocios expresan su preocupación con relación a la oferta y disponibilidad de fuerza de trabajo.

“Si tu tienes una educación en las áreas STEM y continúas ese camino, tendrás un buen lugar en la competencia”, afirmó recientemente ante un grupo de estudiantes la secretaria del Trabajo, Hilda Solís. “Estados Unidos necesita más científicos, más ingenieros, más investigadores, más técnicos. Aún en campos como en el de la salud y los negocios están buscando desesperadamente contratar a gente con la capacitación STEM”.

Alan Rivera, reclutador de personal en la industria IT para una firma en Los Ángeles que ofrece servicios profesionales de búsqueda de “talento” para empresas en la industria de tecnología, señala que “no fácilmente se encuentra en Estados Unidos el personal con los conocimientos y destrezas que requieren las empresas para sus futuros candidatos y hay muchos puestos de trabajo que no pueden llenarse”.

Hay escasez, dice Rivera, de diseñadores de aplicaciones tecnológicas, de páginas de internet, personal para infraestructura de IT, gente que administre sistemas de redes tecnológicas o les dé mantenimiento.

“El requisito mas importante es la experiencia”, dice Rivera. “Las empresas quieren un promedio de 5 a 15 años de experiencia, buscan a una a persona que ha demostrado que ha sido promovida en su empresa, con carisma, a alguien con quien –los jefes- van a poder salir después de trabajo a socializar”.

Alrededor de la web