Tu puntaje de crédito

Tu puntaje de crédito
Recuerda la importancia de pagar a tiempo todas tus cuentas para mantener una buena calificación.
Foto: Photos.com

Un puntaje de crédito es una calificación que ayuda a un concesionario de préstamo o crédito a determinar si tú, el consumidor, calificas o no para una tarjeta de crédito específica, un préstamo o un servicio. Las tres compañías nacionales de informe de crédito (Equifax, TransUnion y Experian) aplican un modelo matemático complicado a la información que se encuentra en tu expediente de crédito para extraer de allí tu puntaje de crédito.

La mayoría de los puntajes de crédito calculan el riesgo en que incurre una compañía al prestarte dinero o al proveerte un servicio -específicamente, la probabilidad de que no puedas hacer esos pagos en los próximos dos años-. Mientras más elevado sea el puntaje, menos riesgo representas para el prestamista. Dicho de una manera sencilla, mientras más alto tu puntaje, mejor.

De las tres compañías nacionales de informes de crédito, Equifax (en http://www.equifax.com/espanol) es la única que te ofrece ese informe en español, además de una variedad de productos -también en nuestro idioma- que te permiten mantenerte en control de tu crédito y te ofrece consejos como los siguientes.

Conoce cual es tu actual puntaje de crédito y que información aparece en tu informe de crédito. Muchos productos de Equifax pueden brindarte acceso inmediato a tu Informe de Crédito e incluir tu actual puntaje.

No abras tarjetas de crédito nuevas que no necesites solo para aumentar tu crédito disponible. Esto enfoque puede salirte mal y hasta reducir tu puntaje.

Trata de mantener lo más bajo posible los saldos de tus cuentas. Las deudas altas no pagadas pueden afectar tu puntaje, ya que tienes más oportunidades de retrasarte en los pagos o no pagarlos.

Corrige cualquier información incorrecta que pudiera aparecer en tu informe de crédito. Visita https://help.equifax.com/app/answers para obtener más información acerca de cómo disputar la información en tu informe de crédito.

Si tu crédito está muy dañado, o si tu historial es muy breve, todavía tienes a tu alcance formas de mejorar tu capacidad de pago con el tiempo. Abre cuentas nuevas de manera responsable y paga a tiempo lo que debes en ellas.

Si te atrasas en pagar una factura por enfermedad, por desempleo o por problemas familiares escribe una breve explicación a las agencias de informe de crédito. Ellas añadirán esto a tu informe. Además, llama a tu acreedor para explicarle las circunstancias y, si es posible, arregla con él un programa de pago que convenga a ambos.

Si necesitas ayuda para manejar tu crédito, ponte en contacto con una agencia confiable sin fines de lucro.

Para minimizar el número de indagaciones en tu informe no solicites varias tarjetas en un corto periodo de tiempo, ni pidas una que no tengas probabilidades de recibir. Solicita cuentas de crédito nuevas sólo cuando las necesites.

Paga a tiempo todas tus cuentas. Si te ves obligado a saltar un pago, asegúrate de que lo enviarás el próximo mes, junto con el del mes correspondiente. Las cuentas atrasadas pueden aparecer en tu informe de crédito. Si te has saltado algunos pagos, liquídalos y mantente al corriente. Mientras más largo sea el periodo en que pagas tus facturas a tiempo, mejor será tu puntaje.

Sigue revisando tu informe de crédito con regularidad y ve llevando la cuenta de tu progreso a lo largo del tiempo.