Festeja Miami junto a sus campeones

Miles de aficionados eufóricos se volcaron para felicitar al equipo de los Heat por la conquista del campeonato.
Festeja Miami junto a sus campeones
El estelar LeBron James (der.) disfruta de la parada junto a su hijo LeBron Jr.
Foto: AP / Lynne Sladky

Miami – Miles de aficionados eufóricos se volcaron ayer en las calles de Miami (Florida) para felicitar al equipo de los Heat por la conquista del campeonato de baloncesto de la NBA, en un ambiente de gritos, cánticos y alegría desbordante.

La caravana organizada por los Heat para festejar su segundo título de campeones de la NBA convocó en su recorrido por el centro de la “Ciudad del Sol” a miles de personas que abarrotaban las aceras, donde numerosos grupos esperaban desde horas muy tempranas en sillas plegables la llegada de sus héroes.

La popular Calle Ocho de la Pequeña Habana, punto del que partió la caravana, estaba repleta en el momento en que comenzaron a circular los autobuses de dos pisos descapotables en los que viajaban los jugadores, bajo una lluvia de confeti y gritos de “Let’s go Heat”, y rodeados de familiares y personal vinculado al equipo.

La caravana, escoltada por policías motorizados, circulaba lentamente mientras los jugadores y el cuerpo técnico recibía el cariño y entusiasmo de la afición con gritos de felicitación y el ondear de banderas y carteles donde se leía “Campeones”, en español, y “Let’s go Heat”.

Uno de los puntos más emotivos de la caravana se produjo al llegar al American Airlines Arena, la pista del equipo, donde una multitud ataviada con camisetas conmemorativas del campeonato esperaba a los jugadores.

Dentro del estadio continuó la fiesta- primero con dj’s que pusieron a bailar a los aficionados, ataviados con varitas y pulseras luminosas y carteles con frases de celebración, y luego con la presencia de los propios jugadores, que participaron en todo tipo de actividades rodeados de unos fans que agotaron las entradas al recinto.

“Sin todos vosotros, sin todo vuestro apoyo, no seríamos nada. Gracias desde lo más profundo de nuestro corazón”, dijo Chris Bosh en su estadio junto a LeBron James y Dwayne Wade.