Protestan contra posibles despidos

Líderes del sindicato de empleados de servicio SEIU Local 99, indicaron que de ocurrir los despidos, sería desastroso.
Protestan contra posibles despidos
Empleados, padres y miembros de la comunidad, expresaron su descontento con el manejo del plantel.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La escuela chárter The Accelerated School (TAS) ha sido reconocida por varios años por el buen desempeño académico de sus alumnos. Pero ayer empleados, padres y algunos miembros de la comunidad del Sur Centro de Los Ángeles, donde se ubica esta escuela K-12, sacaron a la luz pública su descontento con algunas decisiones en el manejo del plantel.

Una de ellas, es el posible despido de varios empleados de cafetería y de mantenimiento, quienes además son padres de algunos alumnos de esta escuela. “No nos pueden correr, está es mi segunda casa”, expresó decepcionada Julia Portillo, empleada de la cafetería de TAS y madre de dos estudiantes.

“Nosotros conocemos a los estudiantes, los cuidamos, les proveemos el mejor servicio posible. Ahora nos quieren despedir según por ahorrarse dinero, pero aquí nadie gana más de $10 la hora. ¿Dónde van a conseguir gente a la que le paguen menos? “, se preguntaba Portillo, al igual que Teresa Ramos, quien ha trabajado por ocho años en esa misma cafetería escolar. Un hijo suyo y ocho de sus nietos han sido alumnos en TAS.

Pero Johnathan Williams, fundador de TAS, señaló que la manifestación de estos miembros de la comunidad escolar, que ocurrió ayer afuera del plantel, no tenía justificación. “No hemos tomado aún la decisión de contratar a otra compañía para estos servicios, simplemente estamos explorando otras opciones que sean más efectivas en el costo”, aseguró y afirmó que contemplan la posibilidad de contratar a una compañía externa que quizás pudiera dar trabajo a estas mismas personas.

Sin embargo, líderes del sindicato de empleados de servicio SEIU Local 99, indicaron que de ocurrir los despidos, sería desastroso para una comunidad que cuenta con un nivel de desempleo del 24 por ciento.

“No se trata de cómo afecta a los empleados o a los maestros sino de cómo estas decisiones nos afectan como comunidad y sobre todo a los estudiantes”, opinó el maestro Luis Lemus.

“Tenemos un déficit de 100,000 dólares para este año escolar, al igual que muchas otras escuelas y necesitamos buscar maneras de poder seguir ofreciendo la excelencia eeducativa que brindamos desde hace 18 años”, indicó Williams. “Lo importante es mantener los medios para continuar con nuestra tasa de graduación del 97 por ciento”.

Amanda Martínez, maestra de primaria y líder sindical en TAS, expusó el negativo liderazgo del CEO de la escuela, Joaquín Hernández, en el último año. “Sus malas decisiones han impactado negativamente el desempeño de los estudiantes por la falta de consistencia y estabilidad “, apuntó.

Igual se manifestó Robert Saldaña, padre de dos estudiantes. “Yo no quiero llevar a mis hijos a ningún otro lado, pero estoy muy decepcionado”.