Balacera en aeropuerto mexicano fue por red de narcotráfico

La Policía Federal ofrece una recompensa de cinco millones de pesos mexicanos a quien ofrezca información que permita detener a quienes calificó como "traidores"
Balacera en aeropuerto mexicano fue por red de narcotráfico
Agentes de la Policía Federal mexicana a su arribo el lunes al aeropuerto capitalino donde fueron baleados tres de los suyos.
Foto: AP

México.- Dos policías federales que asesinaron a tres de sus compañeros en el aeropuerto internacional de la ciudad de México pertenecen a una red de tráfico de droga de Lima, Perú, a la capital mexicana y en la que se presumen participan otras autoridades aeroportuarias, informó el jueves la corporación.

El jefe de seguridad regional de la Policía Federal, Luis Cárdenas Palomino, informó en rueda de prensa que los tres agentes fueron asesinados en medio de una acción para detener a uno de los policías involucrados en la red, pero fueron sorprendidos por un segundo agente corrupto que los atacó a tiros para posteriormente huir.

Cárdenas dijo que durante el tiroteo en el área de comida rápida de la Terminal 2 del aeropuerto, la cámara de seguridad fue desviada intencionalmente, aunque no reveló quién habría sido el responsable.

El control de las cámaras en la terminal depende del área de seguridad de la dirección aeroportuaria, aunque dijo que hasta el momento la Policía Federal no investiga al titular del aeropuerto internacional.

Otro policía federal, jefe de los dos sospechosos, abandonó el aeropuerto poco después del tiroteo y la autoridad cree que también está involucrado.

El funcionario dijo que la Policía Federal ofrece una recompensa de cinco millones de pesos mexicanos (poco más de 360.000 dólares) a quien ofrezca información que permita detener a quienes calificó como “traidores”.

Cárdenas dijo que la Policía Federal investiga desde hace varios meses una red de tráfico de drogas que involucra a pasajeros procedentes de Lima y a autoridades dentro del aeropuerto.

Refirió que luego de algunas detenciones detectaron que la mecánica del tráfico consistía en que pasajeros procedentes de la capital peruana escondían droga entre su ropa o en su equipaje y al llegar al aeropuerto de la ciudad de México la dejaban en baños localizados antes de los filtros de aduanas y migración, hasta donde llegaban autoridades para sacarla de la terminal aérea.