Obama celebra decisión de la Corte Suprema

El Gobierno ve como una victoria la decisión del Máximo Tribunal del país de mantener la reforma del sistema de Salud
Obama celebra decisión de la Corte Suprema
El Presidente Obama le habló el país tras conocer la decisión de la Corte Suprema.
Foto: AP

Washington, D.C.- En un fallo dividido e histórico, la Corte Suprema decidió mantener la legislación de la reforma del sistema de Salud, con ciertos límites. Esta es una victoria para el Gobierno, luego de más de dos años de batallas legales.

Cerca de 200 personas estaban congregadas en las escalinatas del tribunal. A las 10:10 a.m., la Corte entregó por fin el fallo. El bullicio dio paso a la confusión y luego a las celebraciones y rechazo por parte de los grupos a favor y en contra de la reforma del sistema de Salud.

En el veredicto, el mandato de comprar seguro médico sobrevivió entendido como un nuevo impuesto. El tribunal lo interpretó como constitucional. En cuanto a la expansión de Medicaid, la provisión sobrevivió con limitaciones. En resumen, la legislación completa, pasó la prueba de la corte.

“Sé que habrá mucha discusión política sobre este fallo, pero eso pierde el punto. La decisión fue una victoria para toda la gente en este país. […] Sé que el debate ha sido divisivo. Respeto las preocupaciones de muchos estadounidenses. Creo que queda claro que no lo hice por política, lo hice porque creí que era bueno para el país, para los estadounidenses”, dijo Obama.

Los nueve jueces se concentraron en debatir tres puntos. La constitucionalidad del mandato impuesto por la ley para comprar seguro de salud y si éste implica un nuevo impuesto; si el resto de la ley se mantiene en caso de eliminar el mandato y finalmente, la legalidad sobre la expansión de Medicaid, incluida en la reforma.

Ahora, para el 2014, más de 30 millones de estadounidenses podrán acceder a cobertura médica, a través de los subsidios del gobierno. De acuerdo a cifras del Consejo Nacional de la Raza (NCLR), actualmente 16 millones de hispanos no están protegidos. De ellos, cerca de 9 millones, accederán a cobertura en 2 años.

En cuanto a la expansión de Medicaid incluida en la reforma de salud, ésta amplía la cobertura a todas las personas con un ingreso por hogar de hasta 133% del nivel de pobreza, a partir de 2014. Es decir aproximadamente $14,850 para individuos y $30,650 por una familia de 4 personas. Cifras del gobierno indican que cerca de 6 millones de hispanos se beneficiarán con la expansión.

Antonieta.cadiz@laopinion.com