IFE recontará votos en México

Por ley revisará casillas donde la diferencia entre candidatos sea menor al 1 por ciento.
IFE recontará votos en México
Cientos de personas abarrotaron comercios en el Distrito Federal para cambiar las tarjetas que les regalaron a cambio de votar por el PRI.
Foto: AP

MÉXICO, D.F.- El Instituto Federal Electoral (IFE) y el excandidato presidencial de izquierdas, Andrés Manuel López Obrador tuvieron ayer su primer desencuentro: el primero ofreció revisar una tercera parte de los paquetes electorales –entre 45,000 y 50,000- por “inconsistencias” de los resultados pero el segundo exigió abrir la totalidad de las 143,000 mesas de votaciones.

De acuerdo con la ley electoral en el país –modificada en 2007- este tipo de escrutinio se realizará sólo si la diferencia es igual o menor al 1% de diferencia en los resultados.

El IFE reconoció esta situación en el caso de la elección para presidente, senadores y diputados en algunos distritos de Aguascalientes, Baja California, Guerrero, Hidalgo, México, Nuevo León, Quintana Roo, Tamaulipas, Veracruz, Yucatán, Coahuila, Durango, Michoacán, Sonora, Puebla, Chihuahua, Guanajuato, y Distrito Federal.

Este miércoles el IFE iniciará en todo el país los cómputos distritales de las elecciones para Presidente de la República, Diputados Federales y Senadores. Instalará en sesión permanente los 300 Consejos Distritales que en presencia de los representantes de todos los partidos políticos, realizarán los cómputos de las actas de casilla que arrojarán el resultado oficial.

Adelantándose al evento, López Obrador argumento que solicitará el recurso de revisión total porque encontró “inconsistencias” en 113,000 de las 143, 437 instaladas.

“Estamos defendiendo sus votos y vamos a defender la democracia”, advirtió el político que por segunda vez consecutiva buscó sin éxito la presidencia y quien cuenta con un consolidado activismo social que movilizó en 2006 en un plantón prolongado que le valió agudas críticas que aún le hacen sombra.

“Deben serenarse”, agregó en rueda de prensa donde informó que el recuento será su primera opción para “aclarar” los comicios.

Una actitud similar tuvo el PRI en el estado de Morelos donde solicitó el recuento de votos en todas las urnas en el caso de la elección para gobernador donde se impuso el izquierdista Graco Ramírez-

El Partido Acción Nacional (PAN) también pidió la revisión en cada sufragio en los distritos 6 de Tamaulipas, 7 de San Luis Potosí, 6 y 12 de Guanajuato y una senaduría en Nuevo León, pero no lo hará para las elecciones federales, donde Josefina Vázquez Mota quedó a 13 puntos porcentuales de Peña Nieto.

La excandidata dejó atrás su derrota, anunció que “arrancará un movimiento” que represente a los 12 millones de votos “que buscaban un México seguro” y se reunió por la tarde con el presidente Felipe Calderón y otros panistas.

“Claramente queda en evidencia quien está del lado de la ley de la democracia”, concluyó sobre la impugnación de votos en la jornada del pasado 1 de julio que tuvo una participación histórica del 63%.

AMLO presentará en una segunda acción para pelear por la Presidencia ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Se trata de presuntas pruebas de las prácticas antidemocráticas que habrían dado los millones de votos con los que se impuso el virtual triunfador, Enrique Peña Nieto de la alianza “Compromiso con México” entre el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Verde Ecologista.

Miles de personas se apresuraron el martes a canjear unas tarjetas prepagadas que, según dijeron, se las regaló el partido que ganó la presidencia de México, alimentando las acusaciones de que las elecciones del domingo estuvieron manchadas por una enorme compra de votos.

Por lo menos algunos de los poseedores de las tarjetas estaban furiosos. Se quejaron de que no recibieron tanto como se les prometió o de que algunas tarjetas ni siquiera funcionaban. Los vecinos de una de las tiendas ubicada en un barrio pobre de las afueras de la Ciudad de México dijeron que la multitud de clientes, inusualmente grande, les impedía hacer sus compras cotidianas.

Algunos de quienes hacían fila para usar sus tarjetas de regalo dijeron que las recibieron a cambio de apoyar al Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuyo candidato Enrique Peña Nieto ganó la presidencia, según el conteo preliminar de votos. Algunos llevaban gorras y camisetas rojas con el nombre de Peña Nieto en letras blancas.

María Salazar, una estudiante universitaria de 20 años, se presentó con su padre, Antonio Salazar, de 70 años, para cobrar tres tarjetas de regalo.

“Nos las dieron a nombre del PRI y del ‘diputado’ Héctor Pedroza (un candidato del PRI al Congreso), y nos dijeron que contaban con nuestro voto”, dijo María Salazar afuera de la tienda, mientras llevaba bolsas de plástico llenas de papel higiénico, aceite, arroz, galletas saladas y sopas instantáneas de fideos.

Su padre cargaba dos bolsas de comestibles y un sobrino de María, de ocho años de edad, llevaba otra.

“Nos dijeron que eran de 500 pesos ($37.50) y llega uno a la caja y son de 100 méndigos pesos ($7.50)”, manifestó María.

“Nos dijeron que teníamos uno o dos días (para canjearlas), porque las iban a cancelar”, dijo Antonio Salazar. “Son fregaderas”, agregó.

Tanto ella como su padre dijeron que se les pidió entregar una fotocopia de sus credenciales de elector a cambio de obtener las tarjetas de regalo.

Otra mujer entrevistada afuera de la misma tienda de la cadena Soriana también se quejó de que su tarjeta sólo tenía cargados 100 pesos ($7.50).

“Para ayudarlos con votos y todo … nos dieron una tarjeta a cambio de apoyarlos, y todo por 100 pesos”, dijo la mujer, que sólo se identificó como Josefina, por temor a represalias. Dijo que había recibido la tarjeta si votaba por Peña Nieto, pero se quejó de que “100 pesos te duran unos cinco minutos”.

Dentro de la tienda también se formaron filas largas frente a máquinas de lectura de tarjetas, con gente que quería averiguar sus saldos. Algunos se enojaron y gritaron insultos contra Peña Nieto.

El equipo de campaña de Peña Nieto y la oficina de prensa del PRI dijeron que no tenían declaraciones de inmediato al respecto. El representante de prensa de la cadena Soriana tampoco respondió de inmediato a las solicitudes hechas por teléfono.

El representante del PRD ante el Instituto Federal Electoral, Camerino Márquez Madrid, advirtió que en caso de que no se realice el recuento de voto por voto de la elección presidencial en al menos 113 mil de 143 mil casillas existirán movilizaciones por todo el territorio nacional, ante lo cual consejeros electorales respondieron que no aceptarán presiones ni chantajes de ninguna de las fuerzas políticas.

En el marco de la sesión extraordinaria del Consejo General del IFE, el perredista pidió a los consejeros dar una respuesta firme y no ambigua a la petición del recuento de votos de la coalición Movimiento Progresista.

“Sería muy lamentable permitir que esto pueda desbordarse el día de mañana en movilizaciones masivas en las diferentes cabeceras de distritos, porque la opinión de los mexicanos cuenta y debe ser respetada”, apuntó Márquez.

Dijo que la responsabilidad es de los consejeros del IFE en tomar una instrucción de acuerdo a sus facultades para que se abra el total de paquetes en la sesión de cómputo y escrutinio en los 300 distritos electorales que tiene el país.

“La movilización de los ciudadanos es un derecho y una garantía constitucional hacer valer sus derechos constitucionales”, dijo Márquez Madrid.

Francisco Guerrero, consejero electoral, dijo que si bien las movilizaciones son un derecho constitucional de los ciudadanos no aceptarán presiones y pidió fortalecer la seguridad en los consejos distritales.