Brasil se la toma en serio

Gana y ya está en cuartos; los charrúas caen
Brasil se la toma en serio
Alexandre Pato al momento de cabecear para dar el empate a Brasil ante Bielorrusia, que había sorprendido anotando el 1-0.
Foto: AP

LONDRES (EFE).- Tras la eliminación de España, el camino al oro luce más despejado para Brasil, que ayer se aseguró el pase a los cuartos de final, igual que Japón.

Neymar, uno de los grandes pilares de la selección de Brasil en su intento de conseguir su primer oro olímpico en futbol, condujo a la “canarinha” a su segunda victoria, en este caso sobre Bielorrusia 3-1, y la situó en los cuartos de final.

El astro del Santos facilitó el tanto de la igualada a Alexandre Pato y adelantó al conjunto de Mano Menezes con un precioso cobro de falta cometida sobre él mismo. Luego sirvió también a Oscar para que éste redondeara la cuenta.

Neymar desatascó a un equipo que había recibido un gol tempranero, obra de Renan Bardini Bressan con un testarazo en solitario ante la pasividad de la zaga.

Para fortuna de los brasileños, el empate de Pato llegó pronto y luego remataron la faena en el segundo tiempo para amarrar el primer puesto del Grupo C.

Uruguay, en cambio, dio un paso atrás en Wembley al perder contra la poderosa selección de Senegal (2-0) en un partido en el que estuvo más de una hora en superioridad, pero sucumbió a los tantos de Moussa Konate.

Konate aprovechó graves fallas defensivas uruguayas a los 10 y 37 minutos.

En el primer gol, la zaga celeste no pudo despejar un balón tras un cabezazo de Cheikhou Kouyate, y el delantero no tuvo más que empujarla adentro. En el segundo, Konate cabeceó solo, rodeado de celestes, sin que nadie lo molestase.

El segundo tanto llegó cuando Senegal jugaba con 10 hombres por la expulsión de Abdoulaye Ba sobre la media hora por derribar a Luis Suárez cuando se escapaba solo.

“Esto no es ninguna sorpresa”, declaró el técnico de Uruguay, Óscar Tabárez. “Sabíamos que enfrente tendríamos un equipo duro. Aprovechó de los dos oportunidades que tuvo”, agregó.

Los africanos se pertrecharon bien atrás, lo que complicó la vida al cuadro de Óscar Washinton Tabárez, quien no encontró la forma de revertir la situación, con lo que se jugará el futuro en el último partido ante la anfitriona Gran Bretaña, que sumó su primer triunfo ayer a costa de Emiratos Árabes (3-1).

No lo tuvieron fácil los británicos, que tan sólo pudieron sellar el triunfo con dos tantos en tres minutos (del 73 al 76) de Scott Sinclair y de Daniel Sturridge.

Por el Grupo D, el equipo japonés clasificó a cuartos tras vencer 1-0 a Marruecos.

En un choque muy parejo y con llegadas de peligro de gol para cada conjunto, Japón se encontró con un gran premio cerca del final para marcar la diferencia en el marcador.

Kensuke Nagai perforó la meta del portero Mohamed Amsif, a los 87 minutos, sin duda un valioso tanto que permitió a los asiáticos llegar a seis unidades para quedar como líderes del sector D.

Por su parte Marruecos se quedó con un punto, el cual consiguió en su debut ante Honduras, ahora para continuar tiene que ganar su último duelo ante los españoles y esperar resultados.